Empezando usar la bañera-cambiador del bebé » LetsFamily
embarazo

Empezando usar la bañera-cambiador del bebé

Además de la bañera-cambiador, necesitaremos un jabón de ph. neutro, leche corporal para después del baño, cremas barrera para la zona del pañal, suero fisiológico, clorhexidina o alcohol de 70 grados y un termómetro para el baño.

El baño es uno de los momentos más esperados del día para los bebés y para los padres. Es divertido ver cómo el niño disfruta del contacto con el agua, pero debéis tomar algunas precauciones, como por ejemplo que el agua no supere los 20 centímetros de altura y que esté a 36 grados de temperatura. Para comprobarlo podéis utilizar un termómetro o el tradicional método de sumergir el codo. No apliquéis el jabón directamente sobre la piel, es mejor diluirlo previamente en el agua de la bañera. Y vigilad el tiempo, porque el baño no debe durar más de 5 minutos.

Al secarle, comprobad que no queden restos de humedad en los pliegues, aplicad la leche hidratante por todo el cuerpo y la crema barrera en la zona del pañal, la más expuesta a irritaciones. Las colonias también son muy irritantes, así que no las apliquéis directamente en la cabeza del bebé. Para perfumarle, mejor ponerle unas gotitas en la ropa.

Los ojos se limpian con una gasa empapada en suero fisiológico. Si la nariz presenta sequedad o ruidos, también podéis aplicar unas gotas de suero.

La zona genital también requiere un cuidado especial. Las niñas, durante los primeros días de vida, tienen una grasa blanquecina entre los labios que no debemos quitar. Los niños, por su parte, presentan una fimosis fisiológica al nacer. No intentéis retraer el prepucio para evitarla, porque se puede desgarrar. Dejad que vuestro pediatra os diga lo que debéis hacer en cada caso.

Hasta que no transcurran los primeros 20 días, no es conveniente cortarle las uñas al bebé. Si crecen demasiado podéis limárselas, con una lima de grano muy fino.

La ropa debe ser de fibras naturales como el algodón o el hilo, amplia, provista de cintas adhesivas y botones grandes. No utilicéis lazos ni prendas de angorina porque pueden liberar pequeños hilos y producir obstrucción respiratoria.

Durante el primer mes es mejor lavar la ropa a mano, utilizando detergentes para prendas delicadas y evitando el empleo de lejías o sustancias blanqueadoras. Podéis utilizar la lavadora para la ropa de batalla, pero procurad hacerlo en frío y sin mezclarla con la de los adultos.

Qué necesitamos:

  • Pañales.
  • Bañera para bebés (eventualmente un cambiador para bañera)
  • Alfombra antideslizante para la bañera
  • Productos de higiene personal para bebés
  • Esponja natural.
  • Pasta al agua
  • Toalla de baño o albornoz para niños
  • Algodón
  • Cepillo
  • Uñas del bebé
  • Neceser
  • Cubo para pañales con tapa
  • Termómetro (uno digital es más rápido)