La ropa del bebé para los primeros días

letsfamily -
06/07/2022 - Tiempo de lectura 6 mins
ropa para el bebe recien nacido

Este artículo trata de:

Listado ropa recién nacido
Ropa para el otoño
Ropa para el invierno

Probablemente, antes del nacimiento nos regalen un montón de cosas que pronto no podremos usar porque se le quedarán pequeños ya que el bebé crece muy rápido. De hecho, en el primer año de vida crecen de media 25 centímetros, y este es el periodo donde más lo hacen y más rápido. Sabemos que es difícil acertar con la ropa del recién nacido, por eso, a continuación te dejamos una lista con las prendas básicas para el bebé cuando es pequeñito y te damos algunos consejos para elegir adecuadamente la ropa del bebé recién nacido.

Consejos para acertar con la ropa del bebé recién nacido

  • Lo primero que tienes que pensar es en la ropa que necesitará el bebé en el hospital tras el parto y cuando volváis el bebé y tú a casa. Por eso es conveniente preparar la maleta del hospital con la ropa del bebé unas semanas antes del parto.
  • Es importante la tela, que sean naturales en lugar de sintéticas: algodón, lino, hilo, sobre todo para la ropa interior. La exterior puede ser una mezcla.
  • Es muy importante que la ropa del recién nacido sea cómoda y fácil de poner ya que las primeras semanas habrá que desvestirles muchas veces. Por ello, es mejor usar prendas que estén abiertas por delante o por detrás, que haya cierres con velcro o automáticos mejor que botones y que si tienen que meterse por la cabeza, que tengan una abertura hacia los hombros.
  • Además, podemos cortarle las etiquetas si pensamos que pueden llegar a ser molestas, así como revisar si tienen muchas etiquetas.
  • En cuanto a la ropa, es mejor usar bodies, pues son más prácticos, les tapan la barriga y se ajustan al cuerpo. Los petos por lo general no son buena elección ya que pueden llegar a ser incómodos de poner y quitar y, si decidimos tenerlos, es mejor que lleven corchetes para facilitar el cambio del pañal.
  • Evita ropa que se cierre con lazos o imperdibles.
  • Para ponerle la ropa al bebé, podemos lavar la que vaya a estrenar antes, así la limpiamos de la suciedad que haya cogido en la tienda, en el transporte… y siempre es mejor intentar hacerlo con jabones neutros naturales, que no usar jabones químicos.
Ropa del bebe maleta del hospital

Listado de ropa para los primeros días del recién nacido

Con la siguiente ropa deberías poder pasar sin problemas los primeros días del bebé recién nacido. La lista sólo es una propuesta para no perderte entre la gran oferta que hay. También la puedes utilizar para hacer una lista con regalos que te gustaría recibir de familiares o amigos.

  • Una cantidad suficiente de pañales (tamaño más pequeño)
  • 6 – 8 Bodies talla 56 – 62
  • 2 peleles (con botones) talla 56 – 62
  • 1 chaquetita talla 56 – 62
  • 4 – 6 pantalones talla 56 – 62
  • 2 – 6 pares de calcetines
  • 4 – 6 camisetas de algodón con botones talla 56 – 62
  • 2 gorros de algodón/lana
  • 2 pijamas de una pieza talla 56 – 62
  • 1 juego de ropa de baño
  • 10 baberos
  • Ropa de abrigo para salir a la calle

Si tu hijo nace en una época del año fría:

  • 4 – 6 leotardos talla 56 – 62
  • 1 chaqueta que abrigue con capucha o un mono talla 56 – 62
  • 1 gorro de invierno y guantes
Ropa del bebe

Cómo vestir al bebé recién nacido en otoño

Es complicado saber qué poner al bebé en época de entretiempo. Te damos algunos consejos para acertar con la ropa del bebé recién nacido en otoño.

No hay que abrigarlo demasiado

Las mamás tendemos a abrigar demasiado a nuestros peques. Sí que es verdad que, cuando son recién nacidos, no regulan bien la temperatura, pero basta con ponerles una capa más de la que llevamos nosotros, no es necesario forrarlos como cebollas. Además, abrigar en exceso al bebé puede favorecer la muerte súbita. Hay que tener en cuenta que las primeras semanas el bebé pasará mucho tiempo en casa (sobre todo si eres mamá primeriza y vas a dar el pecho, ya que, hasta que se regula la producción, el bebé puede pasar muchas horas “enganchado a la teta”). Por lo tanto, no hace falta comprar mucha ropa de abrigo. Es mejor comprar lo mínimo y luego ver lo que vamos necesitando sobre la marcha.

Prendas ponibles

Por el mismo motivo que acabamos de comentar, que el peque va a pasar mucho tiempo en casa, merece más la pena comprar prendas ponibles como bodis o pijamas que esos conjuntos tan monos para salir a la calle que muchas veces se les quedan pequeños habiéndolos usado apenas un par de veces. Además, hay mucha ropa “interior” que viene con muchos colores y preciosos diseños que te valdrá tanto para estar en casa como para las salidas, si es que te gusta un estilo desenfadado.

Los bodis de manga larga combinados con pantalones con pies son una combinación ideal (así no tienes que cambiarlo entero si se mancha o echa una bocanada de leche). Búscalos con broche delantero; así te ahorrarás estar manipulando continuamente la delicada cabecita de tu bebé. Estos son los básicos y necesitarás seis o siete de cada uno (bodis de manga larga, pantalones con pies y bodis enteros con pies o pijamas). Conviene que te hagas con prendas de diferentes grosores para ir cambiando según el día. Por ejemplo, te vendrá bien alguno más abrigadito, tipo terciopelo. No te olvides del gorrito y las manoplas para proteger la cara de tu bebé de arañazos.

En la calle

En las salidas a la calle, hay que tener en cuenta el tipo de prendas y la temperatura. Los ositos que cubren al bebé por completo y los sacos de los cochecitos son bastante abrigados. Si además, le hemos puesto al peque varias capas de ropa, un jersey de lana y el plástico del carro, seguramente se estará asando el pobre. Mejor jugar con varias capas que podamos ponerle y quitarle, porque seguramente el tiempo que pasemos en la calle sea menos que el que estemos en el interior o en el coche. Lo que sí es importante es mantenerle protegido de las corrientes de aire y evitarle cambios bruscos de temperatura.

La ropa del bebe recien nacido en otono

Cómo vestir al bebé recién nacido en Invierno

Los bebés nacidos en invierno viven sus primeros meses en un entorno de cambios bruscos de temperatura: de casa, con la calefacción a tope, al frío, el viento y la lluvia en la calle. ¿Cómo tiene que ser la ropa del bebé en estos casos? ¿Cuánto tenemos que abrigarlo?

La clave: una prenda más que tú

La famosa norma sobre cuánto hay que abrigar a los bebés funciona en invierno igual que en verano: necesita una prenda más que tú. El motivo es que hasta que no cumplen tres meses, a los recién nacidos les cuesta regular su temperatura, ya que se mueven muy poco y que no tienen demasiada grasa corporal. Es decir, siempre van a pasar “un poquito” más de frío que nosotros, pero solo un poquito.

Abrigar a los bebés en exceso también les perjudica, porque si sudan mucho y luego se enfrían pueden constiparse, además de estar incómodos e irritables, dormir peor o poder sufrir irritaciones en la piel por el sudor. Elige siempre tejidos que transpiren bien, como el algodón, el polar o la lana. Para el contacto directo con la piel, lo mejor es el algodón.

La ropa del bebé en invierno en casa

Lo más práctico es vestir al bebé por capas, también en casa. Empezaremos por el body: mantiene su cuerpo calentito, evita que se le quede la barriga al aire y permite cambiar el pañal desabrochando los corchetes inferiores sin tener que destapar al peque. A continuación, un pijama o un pelele. Elige modelos que te  permitan cambios de pañal rápidos y fáciles.

Los bebés pierden mucho calor por la cabeza, por lo que en invierno es recomendable ponerles un gorrito, también en casa.

Las manos y los pies se les quedan fríos muy pronto, así que es importante que el recién nacido tenga los pies cubiertos con calcetines, patucos o el pijama. En casa no es necesario que tenga las manos tapadas (necesita moverlas y sentir a través de ellas) pero si le sacar de paseo, asegúrate de que no se le quedan frías con unas manoplas o dejando sus bracitos tapados con la manta.

Ropa de bebé para salir de casa

El mayor peligro en invierno son los cambios bruscos de temperatura: en casa solemos tener la calefacción muy alta, y más cuando tenemos un bebé. Cuando vayamos a salir a la calle, el primer consejo es planificar lo que vamos a hacer y elegir la ropa del bebé en consecuencia, pensando también en capas que podamos quitar y poner.

En invierno es importante que el bebé lleve un abrigo o chaquetón con capucha o un gorro para estar al aire libre. Las mantas y protectores del carrito están diseñadas para crear un ambiente cálido y confortable para el bebé. Si hace mucho frío o viento puedes poner la burbuja como medida de protección extra, aunque no llueva. Si solo vas a dar un paseo corto por la calle o vais a ir a algún sitio a cubierto, con esto puede ser suficiente, solo hay que estar pendientes de quitarle y ponerle prendas cuando pasemos de un ambiente a otro o si observamos que el bebé está incómodo.

Los monos suelen resultar incómodos para los recién nacidos. Si tu bebé ya tiene unos meses, el mono puede ser una buena opción. Elige uno fácil de poner y quitar.

Te enviamos a tu domicilio una CANASTILLA PARA TU BEBÉ con muestras de las primeras marcas ¡GRATIS!

¡LA QUIERO!

¿Te ha gustado el artículo?

Índice de contenidos