Lactancia en niños mayores: verdades y mitos

Comentar: (0)

Compartir:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es clara en su postura, al igual que la Asociación Española de Pediatría (AEP): siempre que sea posible, recomienda que la lactancia materna sea el único aporte de alimento hasta los 6 meses de edad para complementarla después con otros alimentos dentro de una dieta variada “al menos hasta los 12-24 meses de edad, pudiendo mantenerla todo el tiempo que madre e hijo deseen”, recordaba la AEP en un comunicado. Sin embargo, el hecho de que en los países occidentales se haya acortado el período de lactancia en el último siglo ha llevado a algunas confusiones. ¿Es “malo” dar el pecho cuando el niño ya ha soplado la vela de su primer cumpleaños? ¿Le aporta algo? ¿Le genera algún problema? ¿Es bueno para su alimentación? Hoy contestamos a estas y otras preguntas.

¿Hay un límite de edad para dar el pecho?

Aunque en nuestra cultura ya no estemos tan acostumbrados a ver a niños de dos y tres años tomando el pecho, lo cierto es que la mayoría lo hacía hasta hace poco tiempo. En prácticamente todos los lugares del mundo, la lactancia materna ha sido la norma hasta los 2 o 3 años. Sin embargo, cuando a comienzos del siglo XX se extiende en los países industrializados el uso de los sucedáneos de leche materna, se generaliza el destete prematuro de los bebés. Fueron los cambios sociales y no razones médicas los que acortaron el período de lactancia materna, y de hecho no hay establecido un límite superior para finalizar la lactancia según la AEP, que añade que no se han constatado riesgos físicos ni psicológicos en niños que toman pecho por encima de los 2 o 3 años de edad.

¿Se siguen beneficiando de la lactancia los niños mayores?

La leche materna no pierde sus propiedades con el paso del tiempo. Según explica la Asocación Española de Pediatría, a partir del primer año de lactancia, la cantidad de grasa en la leche aumenta con respecto a los primeros meses, resultando un alimento completo y nutritivo para un lactante mayor y de mayor calidad que la leche de fórmula o de vaca. Un bebé mayor de un año que toma pecho obtiene aproximadamente 1/3 de sus necesidades calóricas y proteicas diarias a través de la leche materna (a veces más, sobre todo durante períodos de enfermedad), además de una cantidad muy importante de vitaminas y minerales. De hecho, los niños mayores que toman pecho siguen disfrutando de los beneficios inmunológicos de la leche materna, con una menor incidencia de infecciones para su edad.

¿Se puede dar el pecho estando embarazada?

Es otra de las dudas más comunes, si se puede dar el pecho cuando se espera otro bebé. Los especialistas aseguran que no hay riesgo demostrado en continuar la lactancia del niño mayor durante el nuevo embarazo, aunque hay que valorar el destete en caso de amenaza de aborto o parto prematuro, así como en otras situaciones especiales. También es posible amamantar a los dos hermanos tras el nacimiento del bebé, ya que la producción de leche se adapta según la demanda. 

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

 

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies