Las uñas del recién nacido

Comentar: (0)

Compartir:

Pronto te acostumbrarás a cuidar las uñas de tu bebé, pero las primeras semanas este asunto puede agobiar un poco. ¿Cuándo puedes empezar a cortarlas? ¿Cómo se hace? ¿Qué pasa si se araña?

Las uñas del recién nacido son muy quebradizas y, en ocasiones, bastante largas. No es extraño que el bebé se haga sin querer algún arañazo al mover las manitas. Además, se les suelen romper y les queda un filo irregular.

Mejor esperar unas semanas

No pasa nada, pronto se fortalecerán y podrás cortarlas sin tanto cuidado. La recomendación general es que no se corten las uñas de los recién nacidos hasta, al menos, la tercera o cuarta semana. De esta manera, por un lado damos tiempo a que se fortalezcan y por otro dejamos que se separen un poquito más de la piel. Porque otra característica de las uñas en esta etapa  es que, en la mayoría de los casos, suelen estar muy pegadas al dedo y es fácil, al cortarlas, cortar también un poquito de piel sin querer.

Manoplas, mejor evítalas

Los pediatras desaconsejan poner manoplas a los bebés para evitar los arañazos: es mejor que las manos estén, en general, al aire (otra cosa es que tu bebé nazca en invierno y salgas con él a la calle. Si hace frío, unas manoplas o llevarle con las manos tapadas tiene todo el sentido). Si se hacen algún rasguño, suele ser superficial y se cura en pocos días. Lo único que hay que hacer en estos casos es mantener la zona limpia.

Cómo cortar las uñas del recién nacido

Si, de todas formas, prefieres intentar cortar las uñas a tu peque en las primeras semanas de vida, toma nota de estas recomendaciones:

  • Utiliza unas tijeras especiales para cortar las unas a los bebés. Son curvas, para adaptarse a la forma natural de la uña, con hojas de pequeño tamaño y con la punta roma, para evitar pinchazos.
  • No cortes las uñitas al ras, deben sobresalir un poco. Así evitas cortarle la piel y que se claven en la carne cuando crezcan.
  • Córtaselas rectas, cuadradas, no con la forma del dedo, para evitar que se encarnen, lo que puede resultar muy molesto.
  • Existen limas de uñas para bebés, muy suaves, que se pueden usar para suavizar el filo una vez cortadas o incluso para prescindir del cortaúñas.
  • El mejor momento para hacer la “manicura” a tu bebé es cuando está dormido, para evitar que se mueva o se agobie.

 

Si te ha gustado este tema, puede que te interesen los siguientes artículos:

 

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
1

Average: 1 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados