Diccionario para embarazadas: palabras que aprenderás antes de que nazca el bebé

Comentar: (0)

Compartir:

 palabras que aprenderás antes de que nazca el bebé

Desde el momento en que te quedas embarazada y comienzas a informarte sobre la nueva etapa que estás viviendo, un montón de nuevas palabras aparecererán en tu vocabulario

Porque así, casi sin darte cuenta, comenzarás a saberlo todo no solo sobre la gestación sino también sobre la salud del bebé. Los cambios que vive tu cuerpo, los nombres de las pruebas médicas, curiosidades de las primeras horas de vida del bebé... Hablamos de ello en un artículo al que llamamos Diccionario de embarazo. Ahora ampliamos ese diccionario con una segunda entrega para mamás expertas.

 

Amnioscopia

Aunque no se practica de forma rutinaria, sí se plantea en algunos centros, por lo que has podido oír hablar de ella. Se realiza en las últimas semanas de embarazo y consiste en observar el líquido amniótico. Si el líquido no es transparente sino de color amarillo, marrón o verde, puede ser indicativo de presencia de meconio, lo que supone un riesgo para el bebé. En ese caso, el ginecólogo debe decidir si inducir o no el parto.

 

Bradicardia fetal

La bradicardia fetal se produce cuando los latidos del corazón del bebé disminuyen de forma preocupante porque el feto tiene dificultades para la adaptación al medio intrauterino, y es entonces cuando los especialistas dicen que se está dando sufrimiento fetal. Una vuelta del cordón, la placenta previa o la presencia del meconio en el líquido amniótico pueden provocarla. El ginecólogo decidirá si acelerar el parto o provocar una cesárea de urgencia.

 

Cloasma

Seguro que has leído la palabra cloasma, en especial si te has informado sobre los cambios hormonales que se dan en la piel de las embarazadas. Y es que se denomina así a las manchas oscuras que aparecen en la cara durante la gestación. Aunque no son peligrosas porque no conllevan ningún riesgo, suelen alarmarmos al aparecer sobre todo en la frente, pómulos y labio superior, como si fuera una máscara. También se conoce como melasma.

 

Gonadotropina coriónica humana

Es una de esas palabras difíciles que sin embargo es posible que ahora conozcas perfectamente, sobre todo si acabas de quedarte embarazada y has leído algo sobre los tests que confirman la gestación. Se trata de una hormona que el embrión en desarrollo produce desde el momento de la concepción, por eso permite confirmar el embarazo.

 

Lanugo

Algunos bebés recién nacidos tienen una abundante capa de vello que los recubre. Es el lanugo, la misma capa que los protege durante el embarazo y que, en muchos casos, permanece después del nacimiento durante unos días. Su función es actuar como aislante de la piel, de esa forma la protege. No precisa ningún cuidado.

 

Meconio

Las primeras deposiciones del bebé tienen este nombre, y es que durante las primeras 48 de vida lo que expulsa es una masa más oscura, densa y adherente, con una tonalidad generalmente entre el verde oscuro y el negro. Es la materia que se va acumulando en el intestino del bebé durante el embarazo y que elimina al nacer.

 

Sialorrea

Al principio del embarazo, generalmente entre las semanas 6 y 20, es posible que notes un exceso de salivación. En realidad no se debe a otra causa que las alteraciones hormonales y posiblemente algunos problemas de reflugo gástrico. Si bebes agua en cuanto notes esa sensación o procuras comer pequeñas cantidades de comida a lo largo de todo el día, las molestias suelen aliviarse.

 

Test de O’Sullivan

Puede que lo conozcas con este nombre o con la denominación de la prueba del azúcar o de la curva. Se trata de un examen médico que se realiza entre la semana 24 y 28 del embarazo para descartar la diabetes gestacional.

 

Triple Screening

Se trata de una prueba no invasiva con la que se pueden detectar ciertas alteraciones genéticas en el feto a partir de una muestra de sangre de la madre. Aunque no es un diagnóstico, sí mide un índice de riesgo de que el feto presente determinadas alteraciones cromosómicas como trisomía 21 (Síndrome de Down), trisomía 18 (Síndrome de Edwards) y defectos del tubo neural.

 

Vernix caseosa

Esa sustancia blanquecina que recubre a los bebés que acaban de nacer es la llamada  vernix caseosa, una capa compuesta por agua (en un 80%), grasa (en un 10%) y proteínas (otro 10%) que empieza a formarse a partir de la semana 20 de gestación para proteger al bebé.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados