¿Qué deberías escribir en tu diario de embarazo? » LetsFamily

¿Qué deberías escribir en tu diario de embarazo?

Cambios en tu cuerpo

Durante el embarazo tomarás más conciencia que nunca de que tu cuerpo no es tu propiedad, sino que tu cuerpo también eres tú. Te maravillarás y te espantarás al mismo tiempo al ver las transformaciones físicas que parecen ocurrir casi de un día para el otro, y sentirás una gratitud inmensa por la capacidad que tienes de alojar una nueva vida dentro de ti. En tu diario, prueba registrar semana a semana los diferentes síntomas de embarazo, los cambios de los que eres testigo y que te sorprenden. No hace falta que conviertas al diario en una historia clínica, pero sí puede servirte para registrar mejor cómo te sientes.

Dudas y miedos

Toda embarazada siente en algún momento temores, ya sea al parto que se aproxima, a que algo malo pueda ocurrirle a su bebé, o a no ser capaz de brindarle a su hijo todo lo que necesita. Escribir acerca de tus miedos puede traerte tranquilidad espiritual y ayudarte a liberar estrés. Habrá otras semanas donde te sentirás feliz y plena, también es bueno que registres estos sentimientos para ser más consciente de ellos y valorar esos buenos momentos.

Habla con tu bebé

¿No sabes cómo empezar? ¿Por qué no escribir tu diario como si fuese un testimonio que tu bebé leerá algún día? Háblale directamente a él o a ella, dile cómo te sientes, cuánto ansías cogerle en brazos, acunarlo y llenarlo de besos. Cada vez que piensas en tu bebé, un torrente de endorfinas inunda tu sistema circulatorio, así que también el amor le llega en forma física.

Escribe como parte de una rutina

La mejor manera de combatir el bloqueo de escritor es ¿adivinas? Escribiendo. Para ello, haz de la escritura de tu diario de embarazo un ritual de cada día, en lo posible siempre a la misma hora. No te propongas escribir sobre nada en particular, simplemente siéntate frente a la página y escribe lo primero que te venga a la mente, sin juzgarte. Vale tachar, volver a empezar y emocionarse.

 

Una canastilla gratis para tu bebé