7 beneficios de la lactancia materna

Comentar: (0)

Compartir:

Dicen que la de los humanos es la leche materna más compleja de todos los mamíferos, y gracias a ella aumentan nuestras probabilidades de sobrevivir. Por eso la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida si es posible. Pero, ¿qué tiene este alimento que parece vacunarnos contra decenas de males? Estos son algunos de sus beneficios. 

El alimento más equilibrado. Aunque la leche de fórmula esté cada vez más conseguida, no deja de ser un sucedáneo de la leche humana y las evidencias científicas dicen que no tiene exactamente las mismas proteínas y componentes. Según la OMS, la leche materna proporciona toda la energía y los nutrientes que los niños necesitan durante sus primeros meses de vida y sigue aportándoles al menos la mitad de sus necesidades nutricionales durante la segunda mitad del primer año y hasta un tercio durante el segundo año de vida.

Estrecha el vínculo con la madre. Para el bebé, sentirse seguro es clave para su desarrollo, y para eso necesita desarrollar vínculos con quienes tiene más cerca. Cuando mamá le da el pecho, ese vínculo se refuerza, además de que ayuda a tranquilizarle en caso de que esté inquieto por alguna circunstancia.

Menos infecciones. Una de las funciones de este alimento es proteger al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas. Según los estudios realizados hasta la fecha, la lactancia natural exclusiva reduce la mortalidad infantil por enfermedades como la diarrea o la neumonía, además de favorecer una recuperación más rápida.

Ayuda a espaciar embarazos. Las posibilidades de quedarse embarazada durante la lactancia se reducen considerablemente, por lo que ayuda a espaciar los embarazos de forma natural. También disminuye el riesgo de cáncer ovárico y de mama.

Se adapta a su crecimiento. Según una investigación llevada a cabo por Thierry Hennet, del Instituto de Fisiología de la Universidad de Zurich, tras un mes de lactancia la composición de la leche cambia. Los niveles de anticuerpos disminuyen porque el bebé ya tiene más desarrollado su sistema inmune, y sin embargo aumenta el número de nutrientes de grasa y otros que apoyan el crecimiento infantil, lo que permite un desarrollo más rápido del bebé.

Reduce la mortalidad infantil. Según el colectivo médico, la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta. Por eso recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida. A partir de entonces aconseja su refuerzo con alimentos complementarios al menos hasta los dos años.

Potencia el desarrollo del cerebro. Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Brown (EE.UU.) la lactancia también beneficia el desarrollo del cerebro de los niños. Las conclusiones de este estudio dicen que los bebés que se alimentan exclusivamente con leche materna durante los primeros meses de vida presentan un mayor desarrollo en zonas clave del cerebro desde los dos años, lo que favorece un desarrollo cognitivo superior, especialmente en el lenguaje, la capacidad motora y la percepción visual.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (2 votes)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies