Colecho seguro: cómo debe ser la cama familiar

Comentar: (0)

Compartir:

Existen numerosos beneficios en compartir la cama con nuestros hijos. Muchas mamás y papás afirman que todos descansan mejor cuando duermen juntos, y esto es especialmente notable durante la lactancia materna, ya que las reiteradas tomas del bebé casi no interfieren con el sueño de su mamá, que apenas tiene que acercarse a su hijo para amamantarlo entre sueños.

Sin embargo, existen ciertas recomendaciones que se deben tener en cuenta para prevenir la muerte súbita infantil así como otros accidentes, como caídas, sofocaciones o aplastamientos. Aquí compartimos algunas recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría relativas a cómo debe ser la cama donde duerma el bebé.

El colchón

Ante todo, la superficie donde duerme un bebé debe ser firme. El niño debe estar apoyado sobre su espalda en un colchón que no se deforme ni tenga huecos marcados. Se deben evitar superficies como los sillones y los cojines, que son demasiado blandos, así como recostar al niño sobre el regazo de sus padres (mientras ellos a la vez duerman). No deben utilizarse almohadas ni cojines, ni ningún muñeco de felpa que pueda llegar a obstruir su naricita. Tampoco se debe permitir que el bebé duerma sobre una cama de agua.

Las mantas

No se debe colocar al bebé en una cama con acolchados de pluma o cubrecamas gruesos. Si has de utilizar algo para taparte, que sean solamente mantas y sábanas, y que nunca cubran al bebé por encima de las axilas (los bracitos del niño deben quedar descubiertos). Para resumir, nada debe cubrir la cabeza del bebé.

La temperatura del dormitorio

El ambiente donde duerma el bebé debe estar a una temperatura agradable, sin corrientes de aire frías que podrían molestarle. Pero aún más peligroso es calentar demasiado la habitación. Evita dejar encendidos los calefactores durante toda la noche, pues el bebé podría sobrecalentarse. De la misma manera, no lo abrigues demasiado a la hora de dormir. En el colecho, al dormir junto a ti no le faltará calor corporal.

¿Es necesario poner barrotes?

Una vez que el bebé empieza a rodar sobre su propia espalda es fundamental evitar a toda costa las caídas. La altura de una cama promedio es suficiente como para lastimarlo seriamente. Puedes colocar la cama contra un rincón del cuarto, vigilando que entre el mueble y la pared no quede un hueco por donde el bebé pueda caer, o quedar atrapado.

El colecho puede ser una forma de dormir muy segura y satisfactoria para todos, siempre y cuando se sigan las recomendaciones indicadas.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
4

Average: 4 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados