Cómo hacer running con tu bebe

Comentar: (0)

Compartir:

Cómo hacer running con tu bebé

Si eres de las personas que pensaban que el hecho de tener un bebé te podría impedir salir a hacer running, tenemos que decirte que estás en un error.  Hoy en día puedes practicar tu deporte favorito y llevarte a tu peque sin demasiado esfuerzo y donde ambos os lo pasaréis en grande.

Tips para comenzar a hacer running con el bebé

Lo primero que hay que hacer es conseguir un carrito para bebés. Para esta actividad no vale el carrito que se suele usar para ir de paseo. Hay carritos específicos para hacer running dotados de tres ruedas de mayor tamaño que las de los carritos convencionales.

La razón del por qué son más grandes es para que se pueda sortear sin ningún problema cualquier irregularidad que pueda tener el suelo. Además, la separación entre ellas es más amplia, lo que proporciona una mayor estabilidad cuando se está corriendo y el bebé pueda ir mucho más seguro.

Los modelos más modernos cuentan con freno, algo que no es totalmente necesario pero sí puede ser de gran ayuda si estamos bajando una pendiente, aunque hay que aprender a usarlo para no frenar en seco. 

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es que el manillar sea regulable en altura. De esta forma podrás correr de una forma correcta, sin necesidad de adoptar posturas que puedan resultar molestas. Además debe tener un buen agarre para la máxima seguridad cuando se esté corriendo.

Una vez se tenga el carrito para hacer running, ya se puede salir con el bebé, pero hay que ir poco a poco para que se pueda ir adaptando. Por ello, lo que se aconseja antes de correr es dar paseos, cada vez más largos.

¿Cómo correr con un carrito para bebés?

Correr con un carrito de bebé no es lo más natural del mundo, por eso hay que ir con el manillar colocado a una altura que no nos moleste. Debe quedar por encima de la cintura y que al correr tengamos los codos ligeramente flexionados y con el carro próximo a nuestro cuerpo.

Los pies deben estar correctamente alineados y hay que procurar no adoptar ninguna postura extraña a medida que nos vayamos cansando. Es recomendable pensar siempre en llevar una buena postura hasta que el cuerpo se vaya acostumbrando.

Ahora ya sabes cómo puedes hacer running con tu bebé, ponerte en forma y hacer que tu peque disfrute y vaya conociendo el mundo que le rodea. ¿Te animas a hacer una escapada con él?

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados