Dejar de dar el pecho — Lets Family

Dejar de dar el pecho

Para algunas madres no es fácil despedirse de esta experiencia tan intensa, otras están deseando hacerlo y ser otra vez más independiente. Sea cual sea tu caso, no deberías dejar de dar el pecho de un día para otro, sino que deberías acostumbrar a tu cuerpo a la nueva situación.

La OMS recomienda alimentar al niño sólo con leche materna durante los primeros seis meses y alargar la lactancia como mínimo hasta que el niño cumpla dos años. Cuándo llega el momento de dejar de dar el pecho lo decides tú sola, pero es muy recomendable seguir los consejos de tu pediatra.

Tómate suficiente tiempo para decidirlo. Algunos bebés dejan de tomar el pecho ellos mismos después de un año. Recuerda que la leche materna será el alimento ideal también cuando el bebé empiece a tomar papilla. Si das menos el pecho también se reduce la producción de leche.

Cuando creas que ha llegado el momento de dejar de dar el pecho, es importante ir sustituyendo de forma paulatina las tomas por un biberón o una papilla, para evitar tener que recibir medicación para cortarte la producción de leche. Hazlo de forma alterna para evitar que los pechos se llenen demasiado. A los pocos días, sustituye otra toma de pecho, y así de forma sucesiva hasta quitarlo del todo.

Además, te aconsejamos que utilices un sujetador que te apriete bien los pechos para evitar que se estimulen con el roce y produzcan más leche.
Este método natural también exige su tiempo, pero para la madre y el niño es la forma ideal de terminar con la lactancia. Haciéndolo tal como te indicamos, seguro que no tendrás problemas.

Como alternativa, puedes acelerar este proceso tomando medicamentos para dejar de amamantar, pero siempre pueden tener efectos secundarios. En ese caso acude a tu médico o a una matrona para encontrar una solución adecuada.

Puedes encontrar más información sobre este tema en el capítulo alimentación del niño.

Biberones y chupetes

Para que el bebé aprenda a succionar bien del pecho, deberías evitar durante las primeras semanas de vida darle un chupete o el biberón. Si hace falta darle algún aditivo lo puedes hacer con un vasito o una cuchara. Respecto al tan controvertido uso del chupete, actualmente no se desaconseja su uso cuando la lactancia materna está perfectamente establecida, habitualmente a partir del primer mes de vida, edad en la que comienza el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante.

A la vista de los resultados de estudios recientes parece que el uso del chupete, particularmente durante el sueño, se ha relacionado con disminución del riesgo de muerte súbita del lactante, además se le reconoce su efecto analgésico y calmante .