El desarrollo del lenguaje en el bebé

Comentar: (0)

Compartir:

El desarrollo del lenguaje en el bebé

A los pocos meses de que el bebé haya nacido, casi todos los padres se encuentran diciéndoles: “Di mamá: ma-má”. O “di papá: pa-pá”. Saben perfectamente que aún es pronto para que puedan empezar a decir sus primeras palabras, pero aún así quieren enseñarle a comunicarse con el lenguaje para que pueda empezar a interactuar con todos los que le rodean. 

Aunque cada niño tiene su propio ritmo, y en el desarrollo del lenguaje aún más, lo habitual es que entre los 3 y los 6 meses haya empezado con sus primeros balbuceos. Después, entre los 6 y los 12 meses, esos balbuceos se habrán convertido en sílabas reconocibles para nosotros: sus pa-pa-pa-pa o ma-ma-ma-ma-ma nos indican que ya falta poco para comunicarse con nosotros. De hecho, al final de su primer año de vida muchos niños ya empiezan a usar algunas palabras con significado como “papá”, “mamá”, “agua”...

Además, nos mostrarán los primeros signos de que entiende nuestro lenguaje. Por eso en torno a los 6 meses muchos bebés ya se giran cuando dicen su nombre y hacia el año los niños ya entienden frases simples como: “Vamos a dormir” si la acompañamos de algún gesto que el bebé asocie a la cuna o al sueño. A partir de esa fecha y hasta el año y medio es cuando se da un aprendizaje más intenso del lenguaje, incluso aunque aún no pronuncien muchas palabras. Es en ese momento cuando se sientan las bases para que en unos meses acabe hablando casi como los adultos. Empezará a fijarse mucho en lo que le decimos, igual que en nuestra entonación. En esta etapa suelen entender alrededor de 50 palabras, un número que a medida que vayan creciendo se irá ampliando. Cuando se van acercando al año y medio ya entienden órdenes sencillas del adulto, respondiendo a ellas si no con palabras sí con gestos.

 

Entre los 18 y los 24 meses

Su vocabulario comienza a ampliarse generalmente entre el año y medio y los dos años, y nos parecerá que progresa tan rápido que su aprendizaje resulta asombroso. Empezará a expresar sus emociones verbalmente por primera vez y a relacionarse con otros niños verbalmente. Sus primeras frases, casi siempre de dos palabras y en la mayoría de los casos para expresar necesidades como “quero aba”, se darán en esta etapa.

También es en este tiempo, entre los 18 y los 24 meses, cuando suelen comenzar a hacer preguntas elevando la entonación de la voz al final de la palabra o de la frase. Un progreso que nos indica que su aprendizaje va por buen camino, igual que el de responder a preguntas que plantean alternativas de sí o no. Nuestro hijo ya es un perfecto comunicador en potencia.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
2

Average: 2 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados