Errores en el uso de pañales de tela

Comentar: (0)

Compartir:

Errores en el uso de pañales de tela

Muchos padres que deciden despedirse de los pañales desechables e invertir un buen dinero en pañales de tela, sienten que se han llevado un chasco. En efecto, al principio lleva un tiempo tomarles la mano y aprenderse los truquillos

Aquí te alertamos sobre algunos errores típicos de principiantes en el pañal de tela que probablemente no te revele ninguna vendedora, por más simpática que sea.

Gastar mucho dinero en la marca equivocada

No conviene comprar demasiados pañales de la misma marca todos a la vez, principalmente porque no sabes cómo le sentarán a tu bebé, si estará cómodo, si no hará alguna reacción a los materiales, etc. Lo mejor es comprar tres pañales de cinco o seis modelos diferentes, para así estar en condiciones de evaluar cuáles son los más adecuados para tu hijo. Una vez hecha la elección sí, compra mayores cantidades.

Comprar la cantidad justa para el lavado diario

Si quieres ahorrar a toda costa y solamente inviertes en una docena de pañales, bueno, estarás lavándolos a diario. Esto es un incordio, no solamente por el tiempo que te lleva, sino también porque no tienes ningún margen en caso de que llueva o el día esté muy húmedo y los pañales no lleguen a secarse. Pero además, considerando que uno de los motivos para pasarse a pañales de tela es cuidar el medio ambiente, considera la energía que estarás consumiendo con la lavadora a medio llenar.

Dejar el pañal más de tres horas

Los pañales desechables están hechos con un gel que absorbe de inmediato el líquido e impide que el pipí del bebé esté mucho en contacto con su piel. Los pañales de tela no son tan absorbentes, y por eso, de no cambiarlos con frecuencia, pueden producir paspaduras e irritación. Por otra parte, si tu bebé hace popó deberías cambiarlo de inmediato (sea el pañal que sea).

Utilizar productos inadecuados, o demasiado detergente

Si lavas los pañales de tela con blanqueadores, lejía, o si empleas más detergente que el indicado por carga en la lavadora, lo único que conseguirás será desgastar el material del pañal, reduciendo su vida útil. Tampoco te creas que porque el pañal huela a perfume estará más limpio, puesto que el exceso de producto se acumula en la tela dejando desechos, que incluso pueden irritar la piel del bebé.

Dejar el pañal demasiado suelto

Los pañales de tela se ajustan de forma diferente a los desechables, y lucen más apretados en el cuerpecito del bebé. Esto es necesario para evitar fugas y derrames. Puede que si estás habituada a los pañales desechables, te parezca que a tu bebé le aprietan demasiado las costuras en las piernitas, y los dejes demasiado flojos. Pero así el pañal no cumplirá su función y terminarás desistiendo más temprano que tarde. No temas hacerle daño a tu bebé, el pañal está preparado para que se use de esa manera y sus materiales son suaves con la piel.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
1

Average: 1 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados