¿Es el BLW el método ideal para ti y tu bebé?

Comentar: (1)

Compartir:

¿Es el BLW el método ideal para ti y tu bebé?

A esta altura seguramente ya hayas escuchado hablar sobre el método BLW (siglas en inglés de la alimentación regulada por el bebé), que para resumirse en pocas palabras, consiste en ofrecerle al pequeño alimentos en trozos, no procesados, para permitir que sea él mismo quien se los lleve a la boca con sus manitas y que aprenda a masticarlos, ingiriendo poca cantidad de los mismos al principio, hasta que vaya cogiendo el ritmo. ¿Te gustaría intentarlo pero no sabes si es conveniente? Aquí te hablamos de sus pros y sus contras.

El BLW y sus numerosas ventajas

Comenzamos hablando de lo bueno de este método ya que la propia Asociación Española de Pediatría reconoce sus beneficios desde hace años. Antes, enfaticemos que el método debe aplicarse en bebés que están maduros para ello (pueden sentarse en su trona manteniendo la cabeza erguida, muestran interés por los alimentos, pueden coger objetos y llevárselos a la boca, han perdido el reflejo de extrusión, etc.). Por lo demás, he aquí algunas de las principales ventajas:

  • Alimentarse se convierte en un aprendizaje más: El bebé no solamente prueba nuevos sabores. También desarrolla sus habilidades motoras, su coordinación ojo-mano, se estimula su sentido de la vista, del olfato, del tacto, etc.
  • Alimentos más variados y naturales: En el BLW se ofrece una amplia variedad de comidas para que el bebé manipule y que elija las de su preferencia. Se evitan los alimentos procesados (como los potitos de marcas comerciales) privilegiando los alimentos frescos.
  • Comer como un hábito social: El hecho de que el bebé coma por sus propios medios permite que pronto sea un integrante más de la mesa familiar, que interactúe con la familia, que los padres podamos dedicar tiempo a los hijos mayores o a conversar entre nosotros, etc.
  • Menos manías a la hora de comer: Quienes han empleado este método aseguran que sus hijos se habitúan a comer de todo, no tienen los típicos problemas de transición de procesados a sólidos y que en general crecen con mejor predisposición a probar cosas nuevas.

Algunos posibles inconvenientes

No hay recetas perfectas en la crianza de los hijos, y también el BLW tiene algunos inconvenientes que debes tener en cuenta:

  • Suciedad: Los bebés se ensucian mucho, la trona se ensucia, el suelo queda hecho una guarrada, te lo puedes imaginar. El tiempo que ganas en comer mientras el bebé come, lo pierdes limpiando después.
  • Prejuicios: Al ser un método relativamente nuevo, deberás lidiar con comentarios negativos de madres y suegras, e incluso hay algunas guarderías que se oponen a implementarlo.
  • Riesgo de atragantamiento: Es el único problema real que puede tener el método. Debes evitar ofrecerle al bebé determinados alimentos que, por su dureza o su forma, implican un riesgo. Por ejemplo, uvas, zanahorias crudas, salchichas, etc. Asimismo, es importante que siempre haya alguien junto al bebé al momento de comer.

¿Qué opinas? ¿Probarías el BLW?

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

1

Valóralo

Votar estrellas: 
3

Average: 3 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Comentarios

Si realmente conocen algo de baby led weaning, realmente verán que el riesgo de ahogo o atragantamiento no se ve incrementado, no supone ningún riesgo si se actúa con la debida precaución cumpliendo los requisitos de inicio de la alimentación complementaria y con una adecuada presentación de los mismos. LES INVITO A QUE FORMEN PARTE DE NUESTRA TRIBÚ DE BLW y se informen un poco mejor. GRACIAS.

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados