Introducción de cereales en la alimentación

Comentar: (0)

Compartir:

Cuando, después de cumplir los seis meses, tu bebé comience a recibir algunos alimentos además de la leche materna o de fórmula, seguramente el pediatra te aconsejará empezar por los cereales, o introducirlos en la alimentación complementaria poco después. Aquí te damos algunos consejos para que tu bebé los acepte y cómo debes prepararlos.

¿Cuándo ofrecer cereales?

Ante todo, debemos recordar que las recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud) respecto a la alimentación en bebés, es que durante los primeros seis meses solamente reciban leche materna o de fórmula.

Sin embargo, hasta hace poco tiempo la alimentación complementaria se introducía mucho antes, incluso a los dos meses, y por eso es común escuchar recomendaciones de las abuelitas de colocar una cucharada de cereal en el biberón “para ayudarlos a dormir” o de no esperar para incorporar papillas a la alimentación. Tú sabrás qué hacer. En todo caso, consulta primero a tu pediatra.

¿Por cuáles empezar?

En un primer momento, procura ofrecerle a tu bebé los cereales sin gluten (arroz, maíz, tapioca o soja), en especial si tu pediatra te ha recomendado introducir cereales en la dieta de un bebé de entre 4 y 6 meses. Los cereales con gluten (trigo, cebada, centeno y avena) pueden causar intolerancia en algunos bebés, lo que los lleve a desarrollar la enfermedad celíaca. Los pediatras suelen aconsejar que transcurran tres meses entre la introducción de uno y otro grupo de cereales.

Sin embargo, recientes estudios indican que no se debería esperar hasta los nueve meses para ofrecerle al bebé cereales con gluten. Ya desde los seis o siete meses su organismo está preparado para digerirlos e incluso se cree que demasiado retraso sería contraproducente.

¿En papilla o en el biberón?

Se suele aconsejar que en un principio los bebés prueben el cereal en muy pequeñas cantidades, mezclado con la leche del biberón, para ver cómo es su tolerancia. Otros pediatras creen que el biberón debería ser utilizado únicamente para la leche, y que si el bebé ya tiene seis meses es un buen momento para que experimente con la textura de las papillas y aprenda a utilizar la cucharilla. En todo caso, como su principal fuente de alimentación hasta el año de vida sigue siendo la leche, no es importante si consume poco de su porción de cereales, sino que la pruebe.

Mi bebé se ha estreñido, ¿y ahora?

Una complicación frecuente cuando comienzas a ofrecer cereales a tu bebé, es que sus deposiciones se vuelvan más duras. No hay problema con que no defeque a diario, siempre y cuando no le produzca dolores ni molestias. Pero si notas que las heces son firmes y que le cuesta hacer, una solución es ofrecer cuanto antes las frutas además de los cereales, que lo ayudarán a regularizar su tránsito intestinal naturalmente.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados