La preparación del biberón | LetsFamily
embarazo

La preparación del biberón

La lactancia materna es la más conveniente, pero si, a pesar de sus múltiples ventajas, os decidís por la lactancia artificial, debéis saber que existe una gran oferta de fórmulas infantiles, todas ellas adaptadas a partir de leche de vaca modificada. El pediatra os recomendará la más adecuada para vuestro hijo.

La primera toma de biberón será antes de las 6 horas de vida. A partir de ese momento y durante el primer mes, debéis ofrecerle la leche cada 3-4 horas, intentando una pausa nocturna de 6 horas. Si pide por la noche, también se la podéis dar.

En la maternidad os proporcionarán biberones monodosis cada 3 horas. Pero en casa tendréis que prepararlos vosotros mismos. A continuación os damos una serie de consejos para hacerlo bien:

– Lavar las manos con agua y jabón

– Agua del grifo: hervir sólo durante 1 minuto.

– Agua mineral: calentar al baño maría o en calienta biberones, no hace falta hervir.

– No utilizar el microondas para calentar el agua.

– 1 cacito de leche por cada 30 ml de agua

– Agitar bien y comprobar temperatura

Cuando el biberón esté preparado, el padre o la madre deben colocarse en una posición cómoda y el niño un poco levantado, procurando que la tetina esté siempre llena de leche para evitar que trague aire.

Una vez terminada la toma debéis incorporar al bebé para que eructe. Si no lo conseguís, no os preocupéis. Esperad unos 15 minutos, cambiadle el pañal y acostadle boca arriba con la cabeza ladeada.

Prepara el biberón inmediatamente antes de la toma y no calientes los restos que te hayan quedado de otra anterior. Si tu bebé no se toma todo el biberón, tira el resto y no lo guardes para más tarde, limpiad bien el biberón y la tetina. Existen diversos métodos de esterilización en tiendas de puericultura o farmacias.

La correcta alimentación de vuestro hijo es esencial para su crecimiento. Si tenéis alguna duda no dudéis en consultar a vuestro pediatra.

(importante) No agites el biberón como si estuvieras preparando un batido, así aparecerán pequeñas burbujas de aire que pueden ser difíciles de digerir. Es mejor coger el biberón entre ambas manos y girarlo algunas veces sobre su propio eje para mezclar el agua y la leche en polvo.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: