La salida de los primeros dientes » LetsFamily
embarazo
Salida primeros dientes

La salida de los primeros dientes

Uno de los momentos más temidos en el desarrollo del bebé es la salida de los primeros dientes. Los bebés están irritables, doloridos y tienden a introducir todo tipo de objetos en su boca con tal de calmar su dolor.

El primer diente suele salir en torno a los seis meses. En algunos niños un mes o dos antes empiezan a sentir molestias y quieren morder cualquier cosa que tengan. Además, si les metemos el dedo y palpamos su encía, probablemente notemos el diente; por otro lado, hay otros niños que no tienen ningún síntoma. Un día, de la noche a la mañana, aparecen con una pequeña paletilla.

Como con todos los desarrollos, hay unos bebés más precoces que otros y al contrario. Lo importante es que tengáis paciencia. Es necesario saber que la salida de los dientes no tiene por qué alterar la vida de los bebés. Sin embargo, sí que puede producir ciertos cambios en los niños como que estén irritables, debido al dolor, o aumentar el babeo.

La salida de los dientes no causa dolor intenso, diarrea o fiebre. Por ello, si el bebé tiene alguno de esos síntomas, es mejor acudir al pediatra y no achacarlo a la dentición.

¿Cómo solucionar el dolor de los primeros dientes?

  • Para aliviarles las molestias, podemos dejarles que muerdan nuestros dedos, siempre con las manos previamente limpias, con agua y jabón.
  • Otro de los trucos que puede servir es darles de comer algo un poco duro y fresquito, como una manzana que puedan estar chupando y les calme.
  • También podemos darles leche o agua fresquita o, si lo preferimos, enfriar previamente el mordedor y después dárselo. El mordedor es muy útil porque lima un poco la encía al morderlo y facilita la salida del diente.
  • Es importante darles frío porque así se reducirán las molestias y la inflamación de la encía bajará. Si con esto no es suficiente, podemos frotarle un poco la encía con unas gotas del analgésico que usemos normalmente con el bebé.
  • Si con la salida de los dientes les sale un pequeño hematoma, algo que es normal debido al sangrado de la encía al romperse, podemos aplicarle unas compresas de agua fría para que así se vaya antes.
  • En cuanto al cuidado de sus primeros dientes podemos, al principio usar una gasa para limpiarle los restos de comida –antes del primer año- ya que tendrá entre seis u ocho dientes. Después de pasar la gasa, podemos ofrecerle agua para que se terminen de eliminar los restos de comida.
  • Cuando el bebé ya tenga un año, podemos empezar a usar un cepillo de dientes, especial para bebés, con cerdas muy suaves. No hay que echar dentífrico porque aún son pequeños y valdría con mojarlo simplemente en agua.