Los beneficios de la crianza en brazos

Comentar: (0)

Compartir:

Que el bebé en brazos o a nuestra espalda y no en el carrito es una opción que cada vez vemos más en las calles españolas. Se trata de cambiar su trono de cuatro ruedas por el porteo, llevando al pequeño junto a nosotros gracias a una mochila ergonómica o un fular que nos ayude a repartir su peso y asegure la comodidad del rey de la casa sobre papá o mamá. La tendencia tiene tantos adeptos que incluso se celebra la Semana Mundial de la Crianza en Brazos desde hace ya ocho años, una iniciativa de la asociación estadounidense Babywearing International. ¿Su objetivo? Dar visibilidad al porteo y fomentarlo explicando las ventajas del contacto piel con piel.

Beneficios para el bebé

  • Menos lágrimas. Al estar más entretenidos sobre el regazo o la espalda del adulto, además de más relajados, los llantos del bebé suelen ser menos. No hay motivo para protestar salvo que tengan hambre o les duela algo.
  • Felices sueños. A los bebés les resulta más fácil dormir cuando van en la mochila y disfrutan del “balanceo” de papá o mamá mientras camina.
  • Estimulación visual. Desde esta altura, el bebé tiene una perspectiva mucho más amplia del mundo que le rodea. Desde el carrito, su perspectiva se limita un poco más.
  • Seguridad. No hay nada que calme más al bebé que estar en contacto directo con la piel de mamá o papá. Siente su olor y calor, y eso le reconforta.
  • Más felices. Sentirse querido siempre es motivo de alegría, también para los bebés. Y una de las formas en que ellos sienten nuestro cariño es a través de las caricias, que resultan mucho más sencillas de proporcionar desde la mochila que cuando van en el carrito.

Beneficios para los padres

  • Intensificar el vínculo. Aunque ya os quisierais antes de veros las caras, realmente no os conocéis hasta que él o ella llegan al mundo. Estando en contacto piel con piel ayudamos a fomentar el vínculo.
  • Libertad de movimientos. Tener las manos libres es toda una ventaja no sólo en la calle, donde también nos facilita las cosas, sino también en casa. Podremos hacer la colada, ordenar y afrontar alguna tarea doméstica más con el bebé en nuestra mochila.
  • Más confiados. Tener la seguridad de que vas a ser el/la primero/a en saber que le pasa algo al bebé es una tranquilidad: estando tan cerquita de él no se te pasará nada por alto.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados