Primeros cuidados de los dientes » LetsFamily
embarazo
Primeros dientes bebé

Primeros cuidados de los dientes

Los dientes de leche comienzan a asomar cuando los bebés tienen alrededor de seis meses (aunque es variable, algunos no cortan sus primeros dientes hasta el año o más, mientras que existen casos atípicos de bebés que nacen con un dientecito). Es en este punto cuando comienza una nueva tarea y es la de cuidar su salud dental.

Señales de la dentición

Los primeros dientes en aparecer suelen ser los incisivos inferiores. Como ya os hemos contado en otras ocasiones, es importante que tengáis paciencia; es un momento complicado para el bebé. En el momento en que empiezan a aparecer, veréis que babea en exceso y se lleva las manos a la boca en busca de calmar su dolor. A diferencia de lo que la sabiduría popular sostiene, la dentición no provoca fiebre –aunque sí es posible que un brote de fiebre acelere el metabolismo y coincida con la aparición de un nuevo diente.

La higiene bucal comienza temprano

Lo cierto es que no hay que esperar a que salgan los dientes para iniciar la higiene bucal. Probad frotando suavemente sus encías con una toalla limpia o con una gasa. A partir del año de edad se puede utilizar un cepillo pequeño de cerdas suaves, al principio sin pasta dentífrica para evitar que la trague.

Cuidados preventivos

Aunque los dientes de leche van a caerse, es importante protegerlos para evitar la aparición de caries, que puede empezar muy pronto. Esto puede ocurrir si se les acostumbra a malos hábitos irse a dormir con el biberón en la boca, ya que la leche (u otra bebida que no sea agua) que no ingieran permanece en la boca y puede dañar los dientes; Tampoco deberían acostumbrarse a beber zumos de fruta u otras bebidas con azúcar, o a  comer chucherías entre horas. Es importante enseñarles a cepillarse los dientes después de cada comida. Deben hacerlo por sí mismos en cuanto puedan manipular el cepillo, si bien somos los adultos quienes debemos supervisar y completar el cepillado.

La visita al odontólogo

Alrededor de los seis meses después de que asome el primer diente, los bebés ya pueden visitar al odontólogo, aunque no es realmente indispensable hasta los dos años, ya que hasta ese momento el pediatra puede revisarles los dientes y aconsejarnos. De todas maneras, no esperéis demasiado para pedir una cita odontológica, principalmente para que el niño pequeño se familiarice con el lugar, con el sillón, con las luces y los instrumentos, y no tenga miedo de ir más adelante.