Sus primeras palabras » LetsFamily
Primeras palabras bebé

Sus primeras palabras

Todos esperamos impacientes su primer “mamá”, “papá”, “tete” o cualquier otra palabra que no se limite a un simple balbuceo y tampoco haya salido de su boca por puro azar.

Significa que el bebé ha iniciado la comunicación verbal con nosotros, y ese es un salto de gigante en su desarrollo. Suele producirse entre los 8 y los 12 meses, aunque cada niño tiene su propio ritmo y el que unos comiencen antes que otros a usar el lenguaje no significa nada.

Lo importante es que ha comenzado un proceso maravilloso que se inicia con esa primera palabra que no es el fruto de la casualidad: ha dicho exactamente lo que quería decir. ¿Cómo ha llegado a eso? Según los especialistas en Logopedia, a través de un proceso que comienza a las pocas semanas de nacer y sigue las siguientes fases:

  • Gorgoritos. En torno a los tres meses, la mayoría de los bebés empiezan a divertirse con sus propios sonidos, que suelen limitarse a largas vocales como “aaaaaaa” u “oooooo”. Son sus gorgoritos favoritos y le encantará ver tu reacción cuando los pronuncie.
  • Balbuceos. Un poco más adelante, en torno a los 6 meses, dan un paso más. Se trata de mezclar consonantes con vocales y ver qué efecto producen en los demás. Según la posición de sus labios y su lengua pronunciará teeeettettttette, aiiiiipiiii, baaabaaaaa, guguuuuuugu… Y no sólo eso, sino que empezará a desarrollar cada vez más interés en tus palabras, mostrando mucha atención a las conversaciones.
  • Sílabas. Cuando se acercan a los 9 o 10 meses, muchos bebés aprenden a pronunciar sílabas que, aunque aún no tienen significado, están cerca de ello. Les oirás decir tupo, bepi, gago… Ahora ya ha ampliado enormemente su repertorio de sonidos y es capaz de intercalar vocales con consonantes. Tiene en mente lo que quiere decir y no parará hasta conseguirlo.
  • Palabras. De repente, un buen día te despertarás de la cama escuchando “mamá. O “papá”. O “bibe”. Puede ocurrir antes del año, pero los 12 meses es la edad media a la que los especialistas sitúan esa primera palabra intencional. Además, la acompañará de gestos: señalará con el dedo y dirá “aba” (o algo parecido a agua). O “queco”. Aún no sabe decir “quiero” o “dame” pero todo se andará. Los siguientes meses serán una auténtica revolución en el terreno del lenguaje, ya que avanzará a pasos agigantados. Durante el siguiente año aprenderá a construir frases de dos, tres y hasta cuatro palabras que incluyen verbos, adjetivos y sustantivos. Y una vez que descubra lo divertido que es hablar no parará. Le encantará poder comunicarse con todos, y lo hará estupendamente.