¿Embarazada en Navidad? Consejos para disfrutarla igual

Comentar: (0)

Compartir:

Cada Navidad, aperitivos sabrosos, cócteles de todo tipo y almuerzos y cenas copiosas suelen formar parte del menú de estos días en los que comida y bebida son las protagonistas indiscutibles. 

Sin embargo, muchas de ellas no son aconsejables para las embarazadas. Además de que si estás esperando un bebé no se debe probar el alcohol, hay que tener cuidado con ciertos alimentos y evitar los famosos atracones navideños. Sin embargo, siguiendo ciertas orientaciones podrás disfrutar de las fechas navideñas tanto como los demás incluso estando embarazada.

  • Alimentos de los que alejarse. En el listado de productos que es mejor evitar aparecen carnes y pescados crudos, como el sushi o carpaccios y tartares, para evitar el riesgo de transmitir ciertos gérmenes que pueden ser peligrosos para el feto. La buena noticia es que estos productos no son los más frecuentes en las cenas de Navidad.

Sin embargo, sí es más común que sobre la mesa haya como aperitivo pescado ahumado o en vinagre, que además de ser crudo puede llevar conservantes que los médicos desaconsejan. Ocurre lo mismo con los quesos blandos como el camembert, el queso brie o el feta, que al no estar pasteurizados suelen tacharse de la lista. Aunque seguramente no pase nada si los tomas, es mejor no arriesgar porque hay alguna posibilidad de contraer una infección por una bacteria llamada listeria.

Por último, si no has pasado la toxoplasmosis ya sabes que los embutidos no son tus mejores amigos si están elaborados con carne cruda. La buena noticia es que no tienes que mantenerte alejada de ellos toda la vida, tan solo te quedan unos meses.

  • Bebidas. Aunque el alcohol no haya que probarlo, existe una gran variedad de bebidas que podemos tomar. Además de cócteles sin alcohol, los refrescos y zumos están permitidos si no nos pasamos (los primeros suelen tener mucho gas y azúcar, así que es mejor consumirlos con moderación). En cuanto al café de después de una buena comida, con tal de que reduzcamos el consumo diario a unas dos tazas no hay problema.
  • Dulces. Polvorones, turrón, peladillas, mazapanes... Al acabar la comida o la cena, la mesa suele llenarse de dulces de toda clase. Por supuesto que podemos probarlos y endulzarnos el día, la única norma es no abusar.
  • Atracones. Los atracones no son buenos para nadie, estén o no embarazadas. Pero si esperas un bebé es aún más importante seguir esta norma porque coger peso de más durante el embarazo no es buena idea. Si en estos días procuras no olvidarte de ello y servirte raciones más pequeñas aunque tomes más platos que de costumbre, mejor que mejor.

Puede que también te interesen los siguientes artículos:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
5

Average: 5 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados