Conciliación laboral en tiempos de coronavirus » LetsFamily
conciliación laboral en tiempos de coronavirus

Conciliación laboral en tiempos de coronavirus

El 1 de mayo es el día del trabajo. Pero este año será un día del trabajo sin manifestaciones, a pesar de que estamos en un momento en el que muchas personas en todo el mundo se encuentran en una situación laboral complicada. Y es que el coronavirus ha puesto todo patas arriba. Uno de los sectores más castigados por la pandemia es, sin duda, la economía y el mercado laboral. A raíz de esta situación surgen varias preguntas: ¿Cómo será el nuevo modelo económico que saldrá de esta crisis? ¿Cómo afectará al mercado laboral? ¿Cómo será la conciliación laboral en tiempos de coronavirus?

Esta última pregunta, “¿cómo será la conciliación laboral en los tiempos del coronavirus?” es una verdadera incógnita por varias razones: no sabemos cuando regresarán los niños a la escuela y en qué condiciones lo harán, hay más personas mayores dependientes que necesitan ayuda, muchas empresas han visto reducidas sus plantillas y se ha producido un aumento espectacular del modelo conocido como “teletrabajo”.

La gran incógnita: ¿Cuándo volverán los niños a la escuela?

Esta es una de las grandes incógnitas a las que se enfrentan los padres: ¿cuándo retomarán los niños las clases? ¿será este el primer verano en mucho tiempo que los pequeños tendrán que ir al cole? Y si vuelven ¿será con el mismo horario que antes de decretarse el estado de alarma?

Que los agentes implicados encuentren una solución a este problema y despejar la X de esta complicada ecuación permitirá a los padres establecer unas rutinas y unos horarios para armonizar las horas de trabajo con la educación de los hijos.

Otra de las dudas que pueden surgir a los padres que trabajan fuera de casa es si van a poder contratar a una persona que cuide al niño y, si la respuesta es positiva, cuando será el momento en el que un cuidador o cuidadora se puedan hacer cargo de los pequeños, en el caso de que estos tarden en regresar a las aulas.

La conciliación laboral de las personas que están en un ERTE

Desde el inicio de la crisis del coronavirus hay palabras que hasta hace poco apenas utilizábamos y que ahora se han convertido en términos cotidianos como “confinamiento”, “desescalada” o “ERTE”.

Un expediente de regulación de empleo (conocido por las siglas ERTE) es un mecanismo por el cual una empresa suspende temporalmente los contratos de trabajo. El gran parón del consumo y de la productividad por causa del confinamiento ha afectado a un gran número de empresas que han tenido que echar mano de este instrumento para poder seguir subsistiendo.

Para aquellas personas que tienen hijos pequeños y que se encuentran inmersos en un ERTE se les abre una nueva incógnita: ¿cuándo volveré a reincorporarme a mi puesto de trabajo? La respuesta a esta pregunta es clave para que muchos padres puedan organizarse y buscar los servicios de un cuidador o la ayuda de familiares y amigos si cuando se produzca la vuelta a su actividad laboral el niño sigue sin ir a la escuela.

Una nueva forma de trabajar: el teletrabajo

Es obvio que el coronavirus ha traído profundos cambios en nuestra sociedad. La tecnología está siendo fundamental en esta crisis para establecer nuevas formas de relacionarnos entre nosotros.

En el ámbito laboral, el teletrabajo ha crecido con mucha fuerza. Si hasta hace poco no eran muchas las empresas que apostaban por esta forma de trabajo, desde que comenzó el confinamiento se ha tenido que introducir en tiempo récord esta forma de trabajar en un buen número de ellas.

Para muchos padres el teletrabajo ha supuesto un alivio y una manera de poder conciliar el trabajo con el cuidado de los hijos. La pregunta que surge ahora es ¿el teletrabajo ha venido para quedarse o es algo a lo que muchas empresas han tenido que recurrir por necesidad y que desaparecerá en cuanto el confinamiento termine?

Como podemos ver, la conciliación laboral en los tiempos del coronavirus no es fácil. Surgen muchas dudas sobre como será en el futuro armonizar la vida laboral con la vida familiar. Surgen numerosas incógnitas. Estamos ante uno de los días del trabajo más enigmáticos e indescifrables que se recuerdan.