Las continuas ganas de orinar durante el embarazo » LetsFamily
embarazo
continuas ganas de orinar en embarazo

Las continuas ganas de orinar durante el embarazo

El útero que cada vez es más grande ejerce durante el embarazo presión sobre la vejiga, sobre todo en los primeros meses y también en el último trimestre, sobre todo, cuando empieza a descender la barriga (durante las cuatro últimas semanas antes del parto).

La mayor producción de progesterona relaja el esfínter, la vejiga (el anillo que cierra), de forma que sin querer, al toser, reír, correr o hacer algún esfuerzo, se puede perder algo de orina. Es normal tener que orinar más a menudo durante el embarazo. La zona de la pelvis tiene mejor circulación, aumenta la actividad de los riñones, produciendo más orina a la vez que el espacio de la vejiga se va haciendo menor a medida que el feto crece y la comprime más.

En las mujeres embarazadas se dan con relativa frecuencia infecciones urinarias, éstas se producen cuando las bacterias de tu piel, vagina o recto ascienden por la uretra y siguen hacia arriba; muchas de estas bacterias se paran en la vejiga donde encuentran un medio bueno para reproducirse cuya consecuencia es una inflamación llamada cistitis. Pero esas bacterias pueden seguir ascendiendo ya que los uréteres que se comunican con el riñón están “relajados” también y así pueden entrar esos gérmenes o bacterias desde la vejiga al riñón ( reflujo vesicoureteral) con la consiguiente infección renal.

Por eso es importante que bebas suficiente agua, aunque tengas una presión constante en la vejiga, para evitar una infección. Dado que las infecciones de vejiga a menudo son causadas por bacterias del intestino, es importante, después de ir al baño limpiarte siempre de adelante hacia atrás. En caso de ardor fuerte o dolor al orinar, sangre en la orina, fiebre o también dolor de espalda y de estómago (posible nefritis) deberías acudir urgentemente a tu médico, puesto que una infección de las vías urinarias puede provocar contracciones anticipadas. En caso de infección de orina no deberías tomar medicamentos que ingerías en situaciones similares antes del embarazo. Tienes que hablar antes con tu médico.

Tu matrona te puede enseñar también ejercicios para el suelo pélvico para fortalecer la musculatura . Estos ejercicios también te los enseñarán en los cursos de preparación al parto y en cursos de gimnasia para embarazadas.

Alimentación

  • Es muy importante, que bebas mucho, aproximadamente dos-tres litros por día (así evitarás en gran parte que las bacterias permanezcan en las vías urinarias)
  • Come fruta ácida con mucha vitamina C como naranjas, limones, kiwis o arándanos o bebe zumo de arándanos.
  • Evita azúcar blanco (“endulza” el suelo a las bacterias).
  • Como alimento se recomienda especialmente la patata.

Remedios caseros

  • Disfruta de baños de asiento calientes con sal del mar muerto o similares, también puedes echar aceite aromático.

Prevención

  • La gimnasia para el suelo pélvico y los movimientos de baile oriental fortalecen tu musculatura y así ya no cargarás tanto tu vejiga.
  • Mantén tu vientre y pies bien abrigados.
  • Lleva ropa interior de fibras naturales y cámbiate a menudo.
  • No utilices productos de cosmética íntimos perfumados, desinfectados y con conservantes, ya que favorecen el crecimiento de bacterias.
  • ¡Los alimentos ácidos y la vitamina C natural aumentan la acidez en la orina y en un ambiente ácido los gérmenes no se reproducen tan fácilmente!
  • Ve a menudo al baño, no esperes hasta que tu vejiga esté llena. También después de tener relaciones sexuales deberías ir al baño y orinar (fuérzate a ello tomando un vaso de agua), así como hacer un lavado de la zona para limpiarla de fluidos y posibles gérmenes o bacterias (evitar duchas vaginales) .

Tómate tu tiempo al ir a orinar, hasta que la vejiga se vacíe por completo (no hagas fuerza, ya que así ejerces presión sobre la musculación del suelo pélvico), la orina que permanezca en la vejiga es un medio de cultivo ideal para las bacterias.