Técnicas caseras para desencadenar el parto

Comentar: (0)

Compartir:

¡Que este bebé no quiere salir! A medida que se acerca la fecha probable de parto, y más si ya estamos a término y aún sin señales, es normal que nos pongamos nerviosas. Queremos que de una vez por todas se termine esta última etapa del embarazo, que se caracteriza por su incomodidad y porque parece durar eternamente. Y, claro, también morimos por ver la carita de nuestro querido bebé. 

¿Podemos implementar alguna técnica natural para acelerar los tiempos? ¡Por supuesto que sí! Siempre y cuando ya hayas cumplido 39 o 40 semanas de embarazo y el tuyo no sea uno de riesgo, claro. Por las dudas aclaremos que ninguno de los remedios mencionados a continuación es infalible, pero no se pierde nada por intentarlos.

Comidas que activan el parto

Hay determinados alimentos y bebidas que –se dice- tienen la capacidad de acelerar el trabajo de parto. Entre las más populares cabe mencionar consumir rodajas de piña fresca, comer chocolate, beber infusión de hojas de frambuesa, o darse un banquete de comida picante. Ninguna de ellas está demostrada científicamente, por cierto.

Relajación

Así como en su momento para lograr la concepción, la ansiedad también te juega en contra al final del embarazo. Si estás demasiado tensa, tu cuerpo genera adrenalina, hormona que inhibe la producción de oxitocina necesaria para que comience el parto. Así pues, relájate. Claro, es fácil decirlo y difícil hacerlo. Prueba recibir un masaje, probar técnicas de visualización y de control de la respiración. O simplemente pon una película divertida y ríe un buen rato.

Ejercicio físico

Aquí tienes un motivo más para mantenerte bien activa incluso en la recta final del embarazo. En efecto, las caminatas, el subir y bajar escaleras, el baile, todo ejercicio suave, pueden ayudar a que el bebé descienda y el útero comience a dilatarse, preparándose para el parto. También puede ayudarte la pelota que se emplea en las clases de Pilates. Si no te apetece salir, pon música en casa y diviértete un rato.

Hacer el amor

Salvo que el doctor tenga sus motivos para indicar lo contrario, el sexo en el embarazo es saludable y no está desaconsejado ni siquiera en el último momento. Tanto las contracciones uterinas que se producen cuando alcanzas el orgasmo como las prostaglandinas que están presentes en forma natural en el semen pueden servirte para iniciar el trabajo de parto.

Vale, con la barriga de embarazo de nueve meses todo puede ser muy incómodo y tal vez ni a tu pareja ni a ti os apetezca, pero tal vez os animéis a intentarlo si consideráis que después deberán pasar varias semanas hasta poder reencontraros.

Si te ha gustado este tema, puede que te interesen los siguientes artículos:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados