Viajar con niños: el botiquín de las excursiones » LetsFamily
embarazo

Viajar con niños: el botiquín de las excursiones

Si sois  una familia aventurera y os gusta hacer excursiones, salir al campo o hacer rutas con los niños al aire libre, no puede faltar en vuestra mochila un botiquín.

Sí, las rutas y excursiones con niños tienen que estar adaptadas a la edad y la capacidad de los peques. Cuando son chiquitines, la mayoría de las familias no hacemos rutas larguísimas ni nos metemos por zonas muy escarpadas, pero en cualquier momento algún miembro de la expedición puede sufrir una quemadura solar, una torcedura de tobillo o la picadura de un insecto o de una planta urticante.

El mejor botiquín para las excursiones con niños no necesariamente es el más completo: es preferible llevar siempre uno pequeño en la mochila, que otro enorme con todos los “porsiacasos” porque terminará, seguro, en el maletero del coche.

¿Qué es imprescindible en el botiquín de montaña cuando viajamos con niños?

  • Protector solar de factor de protección alto (+50)
  • Varias unidades monodosis  de suero. Para limpiar heridas, limpiar un ojo en el que se ha metido polvo, limpiar una nariz llena de mocos…
  • Apósitos de gel para rozaduras y ampollas de diferentes tamaños. Si los has probado ya, no podrás vivir sin ellos
  • Tiritas y esparadrapo
  • Gasas estériles. Hay sobres impermeables con poquitas unidades muy prácticos
  • Antiséptico
  • Pinzas
  • Tiras de aproximación (puntos de sutura adhesivos)
  • Repelente de insectos apto para niños
  • Lápiz de amoniaco para las picaduras de insectos
  • Crema contra las quemaduras
  • Antipirético y analgésico, tipo ibuprofeno o paracetamol
  • Una venda compresiva elástica
  • Compresa de frío instantáneo
  • Una batería externa para el móvil, por si nos encontramos en una urgencia y se nos acaba la batería del teléfono. Hay que revisarla antes de cada excursión, porque se descargan con el tiempo.

Por supuesto, a todo esto habrá que añadir la medicación específica que tome cada cual, como antihistamínicos en caso de que el niño tenga alergia.

Parecen muchas cosas, pero si buscamos dosis individuales y organizamos bien el botiquín, no tienen por qué ocupar demasiado. Existen en el mercado botiquines con cremalleras para llevarlo todo organizado. Otra gente es más partidaria de guardarlo en un envase rígido e impermeable, tipo tupper, para evitar que las cremas o los botes con líquidos se espachurren.

En cualquier caso, revísalo antes de salir de excursión para asegurarte de que todo está en óptimas condiciones y… ¡a disfrutar de la naturaleza con los niños!