Celebrar el día del padre en casa #quedateencasa » LetsFamily
celebrar día del padre en casa

Celebrar el día del padre en casa #quedateencasa

Nadie se imaginaba hace apenas unos días que este año íbamos a tener que celebrar el Día del Padre en casa. Lo normal sería que esta semana las tiendas estuvieran repletas de gente buscando el regalo perfecto para sorprender a papá. También es seguro que muchas personas habían planeado pasar el 19 de marzo de una manera especial: cenando en un restaurante, viendo una obra de teatro, haciendo una escapada a una casa rural o disfrutando de un agradable paseo por la ciudad con la familia.

Pero el Día del Padre de 2020 se recordará siempre por el coronavirus. Todo ha cambiado. Este año no vamos a poder ir de tienda en tienda buscando el regalo perfecto para nuestros padres porque hay que quedarse en casa. Este año tampoco podremos celebrar el Día del Padre en un restaurante, un teatro, un cine o de viaje porque debemos permanecer en casa. Y este año va a ser más difícil disfrutar del Día del Padre en familia o con amigos. El coronavirus lo ha cambiado todo.

Aunque no podemos cambiar la realidad, lo que sí que podemos conseguir es que esta sea más llevadera (dentro de lo posible) e intentar pasar un Día del Padre lo más tranquilos que el coronavirus nos permita. Así que preparémonos para celebrar el Día del Padre del año 2020 en casa.

 ¿Qué tipos de padres hay?

Pero antes de ver cómo celebrar en casa este Día del Padre tan atípico, ¿te has preguntado alguna vez qué tipos de padre hay?

Y es que cada padre es un mundo. Están esos padres que se quedan dormidos con el mando de la televisión en la mano nada más terminar de cenar porque siempre están cansados. Por supuesto, también se da el caso de padres que están continuamente pendientes de sus hijos y que están siempre dispuestos para llevar a los niños donde haga falta (al entrenamiento de los martes, a la casa de su mejor amigo, al cumple del compi del cole…). Y están esos padres que se sientan a hablar con sus hijos para darles consejos durante horas y horas sobre los distintos aspectos de la vida.

Realmente, da igual que el padre sea un padre más bien moderno o que tire a tradicional, que sea demasiado sobreprotector o del tipo “padre colega”, seguro que todos los padres agradecerán recibir una pequeña sorpresa en este Día del Padre tan extraño y poder pasarlo de la mejor manera posible.

 Cómo celebrar el Día del Padre en casa

El Día del Padre es un día no sólo para agradecer a los papás todo lo que hacen por sus familias, sino también para recordar todos aquellos momentos que pasan junto a ellas. ¡Cómo olvidar el día en el que un padre enseña a andar en bicicleta a su hijo o las primeras vacaciones que hace la familia junta!

Así que, para premiar todo el esfuerzo que hacen los padres en el día a día para conseguir la felicidad de toda la familia, aquí van algunas ideas para celebrar en casa el Día del Padre.

 

Ideas para celebrar el día del padre en casa

Prepararle un buen desayuno

¿Qué tal si os levantáis tempranito mientras papá duerme y le preparáis un «Súper desayuno»? Podéis sorprenderle con un buen desayuno que le haga comenzar el día con una sonrisa y llevárselo a la cama. Unas tostadas, un buen zumo de naranja, un café con leche y unos huevos revueltos contribuirán a que su despertar sea un poco distinto.

Llevar a cabo una sesión de belleza con tu papá

Hay algunos padres que no disponen de demasiado tiempo para casi nada, y menos para cuidarse. ¿Por qué no premiar al papá con una sesión de belleza casera que le haga perder unos cuantos años? En casa seguro que tenéis muchos productos de belleza que podéis utilizar con él (aunque también podéis preparar una crema casera en casa). Para finalizar la sesión podemos darle un buen masaje para que se quede totalmente relajado.

Ver en familia películas o series de su infancia

El equipo A, MacGyver o El coche fantástico. Ya que nos tenemos que quedar en casa, podemos dedicar las últimas horas del día a ver aquellas viejas series o películas que transportarán a papá a una infancia ya algo lejana. ¡No sólo las disfrutarán los papás, seguro que los peques quedan encantados también! 🙂

Montar una disco en casa con la música preferida del papá

Si el papá es de aquellos que se volvía loco bailando por las discos todos los números uno de su época ¿Por qué no revivir este momento en casa? Coged el ordenador, poned música de los 80 o los 90 y poneros a bailar como locos tanto los grandes como los pequeños de la casa.

Hacer un dibujo para sorprender a papá

En esto quizás necesitamos que mamá actúe como cómplice ;-). Los niños y la mamá se pueden poner manos a la obra y hacer un dibujo o un trabajo manual que le recuerde al papá alguna de las mejores etapas de su vida.

Sesión de fotos en familia

¿Y si nos convertimos en modelos por un día? Podemos pedir a mamá que haga de fotógrafa y hacer una preciosa sesión de fotos en la que el papá y los niños sean los protagonistas. Se aceptan todo tipo de poses e indumentaria. Seguro que en unos años os reiréis de esas fotos.

Hacer un cuento personalizado

Otra vez que necesitaremos la ayuda de la mamá. La idea consiste en escribir un cuento o una historia sobre la vida del papá. Podéis reflejar cosas de su infancia, juventud, de cuando papá y mamá eran novios…

Intercambiar habilidades

Ya que este Día del Padre tan atípico por el coronavirus nos tenemos que quedar en casa, podemos aprovechar para intercambiar habilidades entre el papá y el resto de la familia. Quizás el papá es un experto en jardinería y puede enseñar al resto de la familia como cuidar las plantas y a cambio los pequeños pueden explicar a su padre cosas que este “desconoce” sobre tecnología o videojuegos.

Hoy cocina Papá 👨‍🍳

Seguro que el papá tiene alguna receta en la que es un verdadero genio… ¿quizás la paella le sale deliciosa? ¿es un as preparando sushi? ¿hace unas tortillas de patatas jugosas? ¿las hamburguesas le salen exquisitas? Es el momento de que muestre su habilidad en los fogones. Y, ya que estáis, podéis aprovechar la sobremesa para que el papá cuente a los peques cosas de cuando él era niño.