La importancia del cariño para el bebé » LetsFamily
embarazo
La importancia del cariño en el bebé

La importancia del cariño para el bebé

Todos los años, el 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso, una celebración que recuerda la importancia de este gesto tan coloquial como afectivo.

En ocasiones lo ponemos en práctica mecánicamente, como hacemos con el beso formal al saludar o despedirnos. Sin embargo, en esta fecha lo que se reivindica es el cariño, dotando de significado a un gesto de cercanía que implica amor en cualquiera de sus formas.Existen tantos tipos de besos como queramos imaginar: romántico, tierno, familiar, de agradecimiento, para festejar una sorpresa, de apoyo…Sea el tipo que sea, todos tienen algo en común: transmitir cariño en cualquiera de sus formas. Pero, lo cierto es que el más tierno, es el beso que le podamos dar a nuestro bebé.

Beneficios de mostrar cariño a nuestro bebé

Seguridad

El bebé tiene que sentirse protegido en todo momento. Por ello, debemos mostrarle seguridad a través de muestras de cariño. QuPara sentirse seguros y protegidos, los niños tienen que saber que haríamos cualquier cosa por ellos. Lo más importante es demostrarles que les queremos.

Autoestima

Si es importante para los adultos, para los bebés es el doble. Hacerles sentir como que son lo más importante.

Calma

Un beso calma el mayor de los llantos. Eso sí, puede que en ciertas ocasiones no funcione, pero degrada la crisis por la que el pequeño está pasando en ese momento determinado.

Fuera nervios

Los besos y demás muestras de cariño ayudan a calmar los nervios.¿Le toca actuar en la obra del cole? Si es de los que se ponen nerviosos con la presión como la mayoría, un buen beso tendrá sus efectos: le ayudará a tranquilizarse, sobre todo si va acompañado de un abrazo gigante.

Vínculo

Otro de los efectos del beso es que consigue estrechar el vínculo, acercándonos aún más a nuestra persona favorita del mundo.

No es necesario que sea 13 de abril para mostrar cariño. Es algo que hay que demostrar todos y cada uno de los días del año. Y una cosa muy importante, insistimos en que obligar a los más pequeños a mostrar afectividad cuando no quieren es un error. Pero mientras se dejen, ¡Aprovechad estos momentos de ternura!