Entrenamiento en el embarazo | Beneficios que aporta el deporte
embarazo
entrenamiento-en-el-embarazo
Uncategorized

Entrenamiento en el embarazo

Lo primero de todo… ¡Enhorabuena! Estás en un momento muy importante en tu vida, y tu principal objetivo es que tanto tu peque como tú os encontréis lo mejor posible.

Hasta hace poco tiempo, el entrenamiento en el embarazo no estaba recomendado, y lo más aconsejable era reposar durante todo el embarazo por ese “miedo” a que la actividad que hicieras fuera perjudicial para ti o para tu peque.

Hoy en día, seguro que has oído muchas veces todos los beneficios que tiene para los dos la práctica de actividad física.

Por tanto, tenemos como misión de que seas consciente de todo lo positivo que el entrenamiento te puede aportar, además de darte esa confianza y seguridad para que puedas empezar a realizar actividad física para mejorar tu salud y la de tu bebé.

Los beneficios que aporta el deporte son:

  • Te ayudará a calmar los dolores que puedan aparecer durante el embarazo. El trabajo de la musculatura del glúteo hará que reduzcas, e incluso, elimines las molestias en la zona lumbar que puedas tener, y prevengas además la falsa ciática, tan común en el embarazo.
  • Según los últimos estudios, realizar actividad física adaptada a esta etapa reduce el riesgo de lesión. ¿La razón? Al mantener o mejorar tus capacidades físicas, disminuyes el riesgo de caídas.
  • También, gracias al ejercicio físico controlarás el aumento de peso que se produce en el embarazo.
  • Cuando haces ejercicio físico estás ayudando en la formación y mejora del corazón así como al desarrollo cerebral y cognitivo del peque
  • Además, el trabajo de la musculatura más profunda del abdomen hará que reduzcas la posibilidad de tener diástasis – separación de la musculatura de los rectos abdominales -, muy frecuente en el posparto.
  • Reducirás también la posibilidad de padecer preeclampsia -hipertensión inducida por el embarazo- y la diabetes gestacional.
  • Por último, realizar actividad física te facilitará la preparación para el parto y te ayudará a recuperarte más fácilmente una vez que hayas dado a luz.

Además de todos estos beneficios hay muchísimos más que con una buena rutina de ejercicios podrás obtener, no sólo físicos sino también mentales: se reducirá tus niveles de estrés y aumentará la sensación de relajación y felicidad, siendo el peque uno de los mayores beneficiados.

No esperes más, empieza a entrenar ya para sentiros mejor tu peque y tú, e inculcarle hábitos saludables desde el embarazo.¡Hoy es el momento de empezar!

Si quieres saber más sobre los beneficios y empezar a ponerlos en práctica con entrenamiento, aquí tienes toda la información necesaria.

Yourself Woman