Celebra el Día Mundial de la Ciencia experimentando con tus hijos

Comentar: (0)

Compartir:

dia de la ciencia

El sábado 10 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo, una fecha institucionalizada por la ONU para comprender los avances científicos como clave para el desarrollo sostenible. Nosotros podemos unirnos a esta celebración en casa convirtiéndonos por un rato en científicos.  

Aunque si nos hablan de un científico nos imaginaremos a alguien con una bata blanca, todos los papás tenemos un pequeño científico en casa. Desde que son capaces, los niños utilizan la experimentación para comprender el mundo y ese probar y asombrarse de sus descubrimientos no es más que la base del conocimiento científico. Cuando son bebés se dedicarán a tirar todo objeto que caiga en sus manos, llenar y vaciar recipientes de agua, tocar cosas frías y calientes... y cuando ya son más mayorcitos podemos estimularles con estos sencillos experimentos que les encantaran.

 

Volcán en casa

Necesitarás:

 

  • Un vaso con agua

  • Una aspirina

  • Aceite vegetal

  • Colorante

 

Primero hay que llenar el vaso un poco menos de la mitad. Después se añade el aceite hasta llenar el vaso con cuidado, dejándolo resbalar por una de las paredes del recipiente para que no se formen demasiadas burbujas en la parte que hace contacto con el agua. Aquí señalaremos que el aceite y el agua no se mezclan. Después, añadimos unas gotas de colorante y removemos con cuidado. Ahora solo falta añadir una aspirina para que se forme un volcán en erupción en nuestro propio salón (no salpica). Para darle más emoción al momento, podemos colocar un móvil o cualquier fuente de luz en la parte de abajo y apagar las luces.

 

El huevo mágico

Necesitarás:

  • Un huevo

  • Un bote de cristal con tapa

  • Vinagre

 

Solo hay que llenar el bote con vinagre, introducir el huevo y cerrarlo bien. Al instante veremos cómo la cáscara se llena de burbujas; así es como empieza la reacción química que disuelve la cáscara del huevo haciendo que la superficie exterior se endurezca y adquiera una textura gomosa. 48 horas después ya podemos sacar (con cuidado) el huevo del frasco y dejarlo caer sobre la mesa... ¡Rebota! Cuidado de no lanzarlo demasiado fuerte, ya que la parte interior sigue siendo líquida y puede romperse.

 

El globo que se hincha solo

Necesitarás

  • Unos globos

  • Una botella de plástico de 1l. ó 1,5l.

  • Una cucharita

  • Un embudo

  • Vinagre

  • Bicarbonato de sodio

 

Comenzamos vertiendo vinagre en la botella hasta llenar un tercio de la misma. Después, a través del embudo, añadimos 2 o 3 cucharaditas de bicarbonato. Al colocar un globo en la boca de la botella veremos cómo empieza a hincharse mágicamente. Este globo no podrá flotar por sí mismo, pero podemos hacer que se “pegue” al techo frotándolo contra cualquier tela sintética. La explicación es que la interacción del bicarbonato con el ácido del vinagre libera el dióxido de carbono que llena el globo y el hecho de que se quede pegado en el techo es por la electricidad estática.

 

 

Si te ha interesado este tema, lee el siguiente artículo:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies