¿Qué beneficios tiene el contacto de los abuelos con los niños?

Comentar: (0)

Compartir:

Sabemos que existen muchísimas ventajas para los niños en el hecho de estar en contacto con sus abuelos. Las personas mayores los llenan de afecto, los conectan con su pasado y les enseñan muchas cosas nuevas. ¡También los miman mucho! Pero nuestros hijos no son los únicos que resultan favorecidos por esta relación. Hay muchos beneficios para los abuelos en trabar un vínculo sólido con sus nietos. Veamos algunos de ellos.

Los conectan con el presente y el futuro

Así como los abuelos funcionan como transmisores de la historia y del legado cultural y familiar, los nietos ayudan a que los abuelos no pierdan conexión con la actualidad. Los niños también pueden ser excelentes maestros (por ejemplo, si se trata de mostrarles las nuevas tecnologías). Y los abuelos que están en contacto con los jóvenes están más abiertos a las nuevas ideas.

Los alejan de la depresión

Existen estudios psicológicos y sociológicos que relacionan un vínculo estrecho con los nietos con menores índices de depresión en la vejez. Sin embargo, los beneficios no son directamente proporcionales al tiempo que pasan cuidando a los niños: parece ser que es más saludable cuidar o visitar a los nietos una vez por semana que ser un abuelo canguro a tiempo completo, actividad que puede hacerlos sentirse sobrepasados y exhaustos.

Los mantienen jóvenes

Diversos estudios relacionan el trato estrecho con los nietos con menores índices de senilidad y de deterioro de la memoria. Lo confirma la experiencia: los abuelos mantienen una mente más joven que los ancianos sin nietos. Así que pasar el tiempo con los niños también ayuda a cuidar la salud.

Representan una segunda oportunidad

Muchas personas mayores viven la relación con sus nietos como una nueva oportunidad, ya que en el trato con ellos están a tiempo de hacer las cosas diferente de cómo lo hicieron con sus hijos. Los abuelos obtienen todos los beneficios de estar con los niños (juegos, cariño, diversión) sin la presión de ser quienes los eduquen y que les pongan los límites. Los padres a veces protestamos y decimos que los abuelos malcrían pero… ¡esa es precisamente su función!

Ya vemos que hay muchos motivos para que nosotros los padres favorezcamos que abuelos y nietos pasen mucho tiempo juntos, que compartan ratos de ocio y que construyan sus propios códigos. Procuremos no interferir en el vínculo y permitir que se desarrolle libremente. Y, en la medida de lo posible, repartamos el cuidado infantil entre los abuelos y otras personas, para que los primeros no se saturen y tengan tiempo para otras actividades.

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados