El buen uso del chupete | LetsFamily
embarazo

El buen uso del chupete

Los expertos aconsejan no iniciar su uso antes de los quince días de vida, para que la lactancia materna esté bien establecida. Recomiendan también comenzar a restringir su uso a partir de los 8 ó 10 meses y suprimirlo hacia el año de vida. Esto puedes hacerlo, por ejemplo, evitando que lo use si no es hora de dormir.

A la hora de dejar el chupete, debes ayudar a tu hijo a que lo haga de modo voluntario, sin situaciones drásticas. No es bueno que este momento coincida con otros acontecimientos importantes como el inicio de la guardería o el nacimiento de un hermanito.

Asegúrate de que solo utilizar chupetes que cumplen las normas de seguridad. Tienen que ser de una sola pieza y con una base lo suficientemente grande como para impedir que pueda entrar entero en la boca del niño. Respecto a las tetinas, las de latex tienden a absorber los olores. Las de silicona son más bien blandas y elásticas y tienden a utilizarse en los bebés más pequeños. Tanto las unas como las otras su longitud no debe sobrepasar los 30 milímetros. Es importante lavar con frecuencia en chupete con agua y jabón de preferencia antibacterial pero neutro, obvia los detergentes o químicos fuertes, recuerda que luego ese objeto irá en la boca de tu bebé.

No utilices la tetina del biberón como chupete, ni cuelgues el chupete del cuello, la muñeca, o la cuna del bebé, para evitar accidentes. Sujetarlo de la ropa con un imperdible también es peligroso.

Conviene renovar el chupete cuando el caucho se desgaste y no mojarlo con azúcar o miel, ya que esto podría estar en el origen de algunas caries.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: