5 preguntas “embarazosas” sobre el embarazo » LetsFamily

5 preguntas “embarazosas” sobre el embarazo

¿Es normal que me crezca vello por todas partes?

Uno de los síntomas del embarazo más agradables es que tu cabello se ve sano y brillante. ¡La contrapartida es que también el vello corporal crece más fuerte! Es posible que aparezcan pelos en lugares insólitos del cuerpo, como el cuello, la barriga, los senos o el rostro. Si bien es molesto, este efecto es transitorio: el exceso de vello desaparecerá poco tiempo después del parto. Mientras tanto, puedes depilarte con cera fría o simplemente rasurarlo.

¿Cómo hago para evitar los gases (al menos en público)?

La flatulencia y los eructos en el embarazo se deben a la lentitud de tu aparato digestivo, que también trae otras consecuencias igual de incómodas como constipación, hinchazón y hemorroides. Para evitar los gases, abstente de consumir bebidas gaseosas y productos artificiales (endulzantes, colorantes, etc.). Bebe al menos dos litros diarios de agua y procura incluir suficiente fibra en tu dieta.

¿Por qué me gotean los pezones?

Es sencillo, tu cuerpo se prepara para la lactancia materna. Es normal que las hormonas provoquen la producción de leche mucho antes de que nazca tu bebé. Si este es tu caso, procura no estimular los pezones, evitando el roce con la ropa y el agua muy caliente en la ducha. Si el goteo es muy molesto puedes utilizar discos absorbentes dentro del sostén.

¿Cómo sé si he roto aguas o si me he orinado?

Si ya has sufrido alguna pérdida involuntaria de orina en las últimas etapas del embarazo, es normal que te preocupe romper aguas y no percatarte. Sin embargo, el líquido amniótico es diferente de la orina: para empezar, es transparente, y no huele a amoníaco sino que su aroma es más dulzón (algunas dicen que se parece al olor de la lejía). Puede aparecer manchado por algún hilillo de sangre, lo que también es normal. Por cierto, la rotura de aguas no tiene por qué ser tan espectacular como el cine y los culebrones nos han hecho creer.

¿Es cierto que durante el parto puedo tener “ese” accidente?

Tal vez la peor preocupación de muchas futuras mamás: tener un movimiento involuntario de vientre durante el parto. Lo cierto es que sí, puede ocurrir, ya que la presión de la cabeza del bebé bajando por el canal de parto puede ocasionar la expulsión involuntaria de heces. Pero no debes apenarte: a la matrona y a los médicos les resulta algo habitual, simplemente procederán a limpiarlo, y a ti posiblemente el incidente te pase desapercibido.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

Una canastilla gratis para tu bebé