El ritual de la Noche de Reyes

Comentar: (0)

Compartir:

¿Quién no recuerda la magia de la noche de Reyes, colocando al lado de nuestra ventana la hierba para que coman los camellos junto con los zapatitos usados, con las suelas gastadas de tanto jugar? ¿Y despertar a la mañana siguiente para ver los regalos y abrirlos llenos de ilusión? Cuando nos convertimos en padres, tenemos la oportunidad de revivir los momentos más preciados de nuestra propia infancia.

La tradición de los Reyes Magos

Se los conoce como Melchor (anciano de barba blanca), Gaspar (más joven) y Baltasar (de piel morena), y además de estar presentes en los nacimientos que se arman en Navidad, son personajes muy importantes en la Navidad de España. El origen de estos tres personajes es bíblico, ya que el evangelio de San Mateo dice que tres Magos provenientes de Oriente llegaron hasta Belén siguiendo a una estrella. Allí encontraron a Jesús recién nacido en el establo y le ofrecieron obsequios: oro, porque era rey, incienso, porque era hombre, y mirra, por ser hijo de Dios.

La Cabalgata

Muchas ciudades españolas celebran la llegada de los Reyes Magos con una Cabalgata, de la que participan niños y adultos por igual. Los tres reyes se pasean por las calles de cada ciudad en carrozas decoradas para la ocasión, reparten dulces entre los concurrentes y generan toda clase de anticipación y expectativa en los más pequeños, quienes se preparan para su visita esa noche por casa, mientras todos duermen.

Esta tradición, que sigue siendo tan fuerte en España, ha perdido peso en otros países del mundo, donde la figura de los Reyes Magos ha quedado desdibujada frente a la más global de Santa Claus, o Papá Noel como lo llamamos nosotros.

Celebrando en casa

La noche de Reyes es la última fiesta de la temporada y cierra las Navidades. Y tiene la magia de que los propios niños pueden prepararla con anticipación: elegir los zapatos que colocarán en un lugar visible, dejarlos limpios y bien lustrados como prueba de lo bien que se han comportado durante todo el año, servir comida para agasajar a los Reyes, dejar agua para que los camellos puedan beber, etc.

Los padres podemos alimentar la ilusión ayudándolos a escribir su cartita unos días antes, y compartiendo con ellos un desayuno especial que incluya, cómo no, el delicioso Roscón de Reyes. ¡Hay quienes también simulan las huellas de los camellos!

¿Celebráis en casa la fiesta de los Reyes Magos? ¿Qué otra tradición agregaríais a este festejo?

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados

Permitir cookies