Viajar con un bebé » LetsFamily

Viajar con un bebé

Pero se dará cuenta de que sus padres se lo están pasando bien. Por eso merece la pena viajar aunque suponga algo más de preparación.

Al elegir el destino de vacaciones o el alojamiento os tenéis que fijar tanto en si las instalaciones están diseñadas para familias, como en los posibles riesgos para la salud. Lo ideal sería elegir un destino en el que todos los miembros de la familia puedan disfrutar por igual.

Una vez que hayáis reservado el hotel, os tenéis que ocupar de los documentos para el viaje, sobre todo para viajes en avión. Pero también deberías hacerlo si viajas en coche o en tren.

Cuando empieza el viaje el bulto más importante seguro que será el equipaje de mano de mamá, en el que se encontrarán golosinas, juegos o pañuelos para hacer el viaje lo más agradable posible. El botiquín de viaje también es muy importante, porque te puede evitar tener que ir a una farmacia en un país extranjero.

En el destino muchos padres disfrutan del cambio de entorno sobre todo las madres que pasan mucho tiempo a solas en casa con su bebé y tienen muchas ganas de ver algo nuevo durante las vacaciones. Tomar el sol en la playa mientras tu bebé duerme debajo de la sombrilla y papá se da un baño, te hará recobrar fuerzas para cuando vuelvas a la rutina diaria. Si tu hijo es bastante sensible o no soporta bien los cambios, es recomendable esperar algún tiempo para realizar un viaje largo y hacer excursiones cortas a una ciudad o a una región cercana. . ¿Y porqué no? Seguro que también hay lugares bonitos cerca de donde vivís. ¿Qué te parece una excursión en bici?.

Los bebés necesitan constancia y un ritmo fijo para que estén equilibrados. Por eso, es importante que en el destino intentéis encontrar también un ritmo diario para que el bebé se encuentre más a gusto.