Alimentación en un embarazo múltiple » LetsFamily
embarazo

Alimentación en un embarazo múltiple

Debes asegurarte de que tus bebés reciban toda la alimentación que necesitan, y tú también, ya que debes llegar fuerte y sana al final del embarazo (buscando que se prolongue todo lo posible, si tenemos en cuenta que los mellizos, trillizos y otros embarazos múltiples son casi siempre más breves que el embarazo normal).

¿Cuánto peso debo ganar?

Al igual que ocurre en los embarazos únicos, la cantidad de kilos que se recomienda aumentar depende de tu contextura física y de tu peso antes de quedarte embarazada. Por regla general, una embarazada de gemelos con peso normal debería procurar aumentar unos 16 a 20 kilos. En cambio, si tienes sobrepeso u obesidad no deberías subir tanto.

¿Qué debo comer para lograr ese aumento?

Tus requerimientos nutricionales serán de unas 300 calorías diarias más que las de embarazadas de un solo bebé, y 600 calorías extra que las mujeres no embarazadas. Deberías restringir los carbohidratos eligiendo aquellos de bajo índice glucémico (como la avena o los cereales integrales) y agregar grasas saludables  a tu alimentación en el embarazo, tales como olivas, nueces o aguacate. Por supuesto, come suficientes frutas, vegetales y proteínas.

Suplementos nutricionales

Cualquier mujer embarazada debe consumir suficiente hierro –muchas veces se les agrega un suplemento especial-, pero más aún las que esperan gemelos o mellizos, en las que es mayor la incidencia de anemia durante el embarazo. De hecho, se calcula que sus necesidades de hierro son prácticamente el doble que las de los embarazos únicos.

También el doctor te indicará aportes de vitaminas, ácidos omega 3, calcio y ácido fólico (si bien de este último alcanza con que recibas la misma dosis que en cualquier otro embarazo, en especial durante el primer trimestre).

Dificultades para comer lo suficiente

Muchas mujeres embarazadas de gemelos o de más bebés no sienten mucha hambre, ya que muy pronto el peso de los bebés comprime el estómago. Por ello se recomienda, en primer lugar, que repartas tus comidas en pequeñas porciones a lo largo del día. En segundo lugar, que comiences a ganar peso en el primer trimestre (a diferencia de lo que ocurre en gestaciones únicas, donde en esta etapa del embarazo casi no se aumenta). En tercer lugar, que consumas calorías también en tus bebidas incorporando yogures, licuados de frutas, etc.

Recuerda que un adecuado aumento tuyo durante el embarazo favorece que tus bebés lleguen al parto (que probablemente sea antes de las 40 semanas) con más peso ellos mismos, lo que los ayudará a evitar complicaciones.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros: