Cuidados adicionales en los embarazos múltiples » LetsFamily
embarazos multiples

Cuidados adicionales en los embarazos múltiples

Has de saber que el cuerpo humano está preparado para una gestación única, por lo que un embarazo gemelar no deja de ser una complicación. Por eso, los embarazos múltiples requieren de mayores controles médicos. Seguramente te citarán una vez cada quince días durante el primer trimestre, y hasta una vez por semana en el tercero.

Las ecografías también se hacen de manera más frecuente para detectar posibles anomalías, algunas de las cuales se pueden corregir con tratamientos in utero.

Aliméntate bien

Debes aumentar considerablemente más de peso que en un embarazo normal. Se espera que las mamás de gemelos o mellizos ganen entre 15 y 22 kilos. Para ello necesitarás consumir unas 300 calorías adicionales ya desde el primer trimestre. Pero recuerda que tu alimentación en el embarazo debe ser saludable y balanceada, con el necesario aporte de hierro y calcio.

Síntomas por partida doble

En un embarazo múltiple es más probable que experimentes síntomas como náuseas y vómitos, o complicaciones como hipertensión arterial o diabetes gestacional que, tratadas a tiempo, no suelen tener mayores consecuencias en la salud de la mamá ni la de sus bebés. Por eso es fundamental que respetes al pie de la letra las indicaciones de tus médicos y que realices todos los estudios y controles que se te indiquen.

Quédate quieta

En un embarazo múltiple por lo general se prescribe mucho descanso, para permitirles a los bebés crecer lo suficiente durante el tiempo que dure la gestación. Hacia el tercer trimestre se te indicará reposo, para procurar que el embarazo se extienda todo lo posible.

De cualquier manera, los bebés que se gestan en embarazos múltiples suelen ser prematuros. Mientras los mellizos suelen nacer alrededor de la semana 36 de embarazo, y los trillizos en la 32, es difícil que los cuatrillizos nazcan después de la semana 30. Cuanto más peso hayan alcanzado los bebés en el momento de nacer, menores serán las complicaciones y riesgos.

Con los apropiados cuidados y un seguimiento estricto, los embarazos múltiples pueden tener un final muy feliz: si ya un hijo es una bendición, imagínate lo que será poder abrazar a dos o más.