Síntomas de embarazo: cambios repentinos de humor

Comentar: (0)

Compartir:

Una mujer embarazada ante el espejo, se abrazo y mira la barriga

No todos los síntomas de embarazo son tan visibles como la barriga que crece o el cabello brillante y saludable. A veces las transformaciones ocurren por dentro. Tu estado de ánimo también es propenso a sufrir fluctuaciones, y si te preguntas si lo que te pasa es normal, la respuesta es un rotundo “sí”. La mayoría de las embarazadas experimentan algún tipo de cambio de humor durante estos nueve meses, ya sea pasar de la alegría a la tristeza, sentirse muy ansiosas, tener miedo a lo que vendrá o incluso sentirse desmemoriadas.

¿Cuándo suceden estos cambios?

La mayoría de las mujeres experimentan estos cambios bruscos de humor al principio del embarazo, entre la semana 6 y la 10, que coincide con el momento en que reciben la noticia y tratan de procesarla. ¡Aún cuando sea un embarazo muy esperado, no deja de ser un impacto! El estado de ánimo suele mejorar en el segundo trimestre, y los cambios de humor reaparecen conforme se acerca la fecha de parto.

¿Por qué se producen en el embarazo?

En la primera etapa del embarazo, hay un importante componente hormonal, ya que el aumento repentino de estrógenos y progesterona afecta también a los neurotransmisores, es decir, las sustancias encargadas de regular las emociones en el cerebro. Por otro lado, el embarazo resulta muy movilizador a nivel psicológico: tu vida está a punto de cambiar para siempre, y es normal que te preguntes si podrás afrontar ese cambio.

Tu cuerpo, que ya no es tuyo

Otro componente radica en la incomodidad que sientes con tu propio cuerpo, sacudido por síntomas como náuseas, cansancio, mareos, etc. También, a medida que aumentas de peso, es posible que no te identifiques al mirarte al espejo, que te veas muy cambiada, etc.

Incertidumbre por el porvenir

A lo largo del embarazo es posible que te aquejen distintos temores. Primero, por la salud y el bienestar de tu bebé: ¿nacerá sano? Segundo, por tus propias capacidades como madre: ¿podré darle lo que necesita? También puede surgir el temor a no poder afrontar económicamente el futuro, sobre todo si tienes un empleo precario o si careces de él. Finalmente, a veces la relación de pareja puede verse sacudida, o puedes sentirte muy desamparada si has decidido seguir adelante con un embarazo sabiendo que a ese hijo lo criarás sola.

Más allá de que estos vaivenes anímicos sean habituales en el embarazo y no debas alarmarte, presta atención si sientes demasiada ansiedad o tristeza durante más de un par de semanas, o si percibes que los sentimientos negativos se salen de control: podría ser un indicador de depresión en el embarazo, que es necesario tratar con un profesional. No dudes en pedir ayuda.

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 

Aun no tiene votos. Se la primera en votar.

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados