Segundo mes de embarazo: ¡mamá, aquí estoy!

Comentar: (0)

Compartir:

Tu período no ha llegado, y el test de embarazo arroja el resultado positivo. Mientras en tu interior el embrión tiene apenas el tamaño de un punto, tu cuerpo comienza a manifestar diversos síntomas, ya que las hormonas están revolucionadas. ¡Bienvenida a tu segundo mes de embarazo! 

Cómo crece tu bebé

Está transcurriendo una etapa crucial en el desarrollo de tu futuro hijo. Durante el primer trimestre tiene lugar la formación de sus órganos y las estructuras más importantes del organismo. A lo largo de este mes comenzará a latir su corazón, surgirán los primeros rasgos de lo que más adelante será el rostro, asomarán las extremidades (incluidos vestigios de dedos) y el pequeño embrión comenzará a moverse. No te ilusiones, aún falta mucho tiempo para que puedas percibir estos movimientos. Y si bien pasa inadvertido a simple vista, el crecimiento es vertiginoso: mientras en la semana 6 de tu embarazo mide apenas 0,4 milímetros, hacia finales de este segundo mes llegará a medir ¡diez veces más!

Los primeros estudios médicos

Si aún no te has apuntado una cita con tu médico, hazlo. Es importante que controlen tu peso (que pronto comenzará a aumentar), así como tu tensión arterial y que te hagan análisis de sangre y orina. Seguramente ya estés tomando ácido fólico y otras vitaminas prenatales, pero si el embarazo fue sorpresa debes comenzar a tomarlas ya mismo. Alrededor de la semana 8 ya se pueden apreciar los latidos del embrión en una ecografía trasvaginal, si bien la mayoría de los médicos esperan hasta más adelante para indicarte este estudio.

¿Qué síntomas puedes manifestar?

Es posible que en este segundo mes aún no sientas nada en particular, y que esperes con ansiedad que el médico confirme tu embarazo. Otras mujeres, en cambio, manifiestan muchos síntomas: cansancio y somnolencia, mareos, las primeras náuseas matutinas, mayor sensibilidad en los pechos, etc. Puede que te sobrevengan ganas de ir al baño con más frecuencia de la habitual. Estos cambios no se deben al crecimiento del útero sino a las hormonas. Si te sientes muy molesta procura descansar todo lo posible y tranquilizarte pensando que muchos síntomas se alivian cuando termina el primer trimestre.

También existe la posibilidad que tengas un pequeño sangrado alrededor de la fecha en la que normalmente tendrías tu menstruación. Es lo que se conoce como sangrado de implantación y que, sumado a que a veces aparecen puntadas como los dolores de la regla, puede confundir a más de una, que no se da cuenta enseguida de que se ha quedado embarazada hasta que no aparecen síntomas más evidentes.

 

Si te ha interesado este tema, participa con nosotros:

¿Te ha gustado este artículo?

Coméntalo

0

Valóralo

Votar estrellas: 
2

Average: 2 (1 vote)

Compártelo en redes sociales

Hola, tienes que registrarte o iniciar sesión para enviar tus comentarios. Gracias!

Artículos relacionados