Niños

Los niños pueden querer las cosas “ahora mismo” o tardar una eternidad en ponerse los zapatos. Puede ser desesperante, pero hay que tener en cuenta que su noción del tiempo no es la misma que la nuestra. Ellos viven en el presente y les cuesta trabajo tener perspectiva.
Si nos preguntan, todos responderemos que nos gustaría que nuestros hijos fueran independientes pero, a la hora de la verdad, ¿les dejamos hacer las cosas por ellos mismos?
Cuando hablamos de niños pequeños, el desarrollo físico y el intelectual van unidos. Jugando, aprenden habilidades y destrezas fundamentales en esta etapa de descubrir el mundo. Aquí van una serie de propuestas lúdicas para mejorar su coordinación.
Acertar con la talla, mirar los materiales y las terminaciones, que sean ergonómicos... cuando hablamos de los zapatos de los niños no solo hay que fijarse en la estética. Te contamos cómo elegir el calzado perfecto para tus hijos.
A los tres años, los niños ya son capaces de entender nuestras indicaciones y expresar lo que quieren de forma más o menos clara. Pero eso no quiere decir que su capacidad de regularse o sus deseos de explorar hayan disminuido. Ofrecemos algunos tips para niños que van “a su bola”.
Permitir cookies