Semana 23 del embarazo

Semana 23 del embarazo

Peso: 420- 610Gramos Tamaño: 23,4- 30cm Circunferencia de la cabeza: 180- 218mm Circunferencia del pecho: 172mm Longitud del fémur: 38mm Para dormir mejor, prueba con música relajante, baños calientes, o infusiones.

Los ojos de tu bebé ya se han formado prácticamente por completo, pero todavía su iris no tiene un color determinado. Algunos bebés, no tienen el color definitivo hasta pasado el año de vida. Las uñas han crecido y no deja de hacer movimientos con sus manos y brazos. A veces notarás como se encoge ante un sonido determinado, ¡está lleno de vida! De hecho, si el bebé naciera ahora es muy posible que sobreviviera, eso sí, con cuidados especiales.

Tu útero sigue creciendo, aproximadamente se encuentra unos cuatro centímetros por encima de tu ombligo. Por eso notarás cada vez más molestias cuando estés sentada, o al desplazarte, pues los pulmones suben para adaptarse al crecimiento del bebé y te provocarán una cierta opresión. A la hora de dormir, los médicos aconsejan además dormir de lado, para que el flujo sanguíneo a la placenta no se vea restringido. Y mejor el lado izquierdo que el derecho, debido a la localización de la vena cava que va hacia el corazón y que puede resultar oprimida.

 

Artículos relacionados embarazo

Durante el embarazo, el sistema inmunitario de la mujer se debilita. Y no es cosa de broma el ponerse enferma: si bien la mayoría de las enfermedades comunes son inofensivas para el bebé, estarás muy limitada en cuanto a los medicamentos que puedes tomar, y sanarte llevará más tiempo. Por eso, lo mejor que puedes hacer es tratar de mantenerte sana y fuerte con la adecuada prevención. Aquí te damos 5 consejos para evitar que las defensas te bajen más de la cuenta en tu embarazo.
En tu último trimestre de embarazo, una de las ocupaciones que más disfrutarás (y que ayudarán a que las semanas transcurran más rápido) es preparar el dormitorio de tu bebé. Ambientarlo con los colores que más te gusten, decorarlo con objetos alegres, equiparlo con todo lo necesario para hacer más llevaderos los cuidados en sus primeros meses. Es cierto que muchas mamás nos entusiasmamos tanto, que solemos derrochar el dinero adquiriendo elementos innecesarios. Pero aquí enumeramos cinco elementos básicos en los que sí vale la pena invertir.
La aparición de venas varicosas, también conocidas como varices, es uno de los síntomas de embarazo más frecuentes. Ocurre cuando, a medida que el bebé y el útero aumentan de tamaño, se comprime la vena cava y se dificulta el retorno de la sangre. Ello sumado a que el volumen sanguíneo ha aumentado, es común que aparezcan esas venas azuladas en zonas tales como las piernas, la vulva o el ano. ¿Cómo se puede prevenir y tratar este molesto síntoma?
El cuerpo de la futura mamá se prepara para lo que vendrá después desde el mismo momento en que se produce la concepción. Eso significa que habrá cambios -algunos muy sutiles, otros menos- desde las primeras semanas de embarazo.
Durante todo tu embarazo es fundamental llevar una alimentación equilibrada, tanto para proveer a tu bebé de todos los nutrientes necesarios para crecer y desarrollarse, como también para mantenerte sana tú misma. El calcio es un mineral esencial para las embarazadas, así como para las mamás que dan el pecho. ¿Cómo puedes hacer para incorporar suficiente calcio durante el embarazo?

Todas las semanas