Semana 17 del embarazo

Semana 17 del embarazo

Peso: 120- 210Gramos Tamaño: 11- 15cm Circunferencia de la cabeza: 120- 140mm Circunferencia del pecho: 108mm Longitud del fémur: 22mm Tu bebé está cerciendo muy rápido y tu peso, con él.

El bebé sigue con sus entrenamientos, sobre todo respiratorios. Por eso, no para de inhalar y exhalar líquido amniótico, lo que le provoca movimientos en el torax apenas imperceptibles. La mayor parte del tiempo está dormido, y cuando está despierto no deja de moverse. 

 

A ambos lados del abdomen, los ligamentos que sostienen el útero siguen transformándose para permitir su crecimiento, así que es probable que continúes con los pinchazos. Lo mejor en estos casos es que permanezcas sentadas y esperes a que pasen las molestias, porque a veces suelen resultar muy incómodas. Y mientras, tu tripa no deja de crecer. A estas alturas, ya no te valdrá casi nada de tu armario, pero no importa. El embarazo es una de las etapas más bellas de la mujer. 

 

 

Artículos relacionados embarazo

Es posible que ayer, cuando entraste en el súpermercado, se te olvidara completamente qué es lo que tenías que comprar. O que cuando intentas recordar qué tarea te encargaron camino de la oficina no te venga nada a la mente y necesites mirar la agenda para descubrir lo que era.
Ganar más peso de lo conveniente en el embarazo puede ser perjudicial para la salud de la madre y la del futuro bebé. Pero obsesionarse con no engordar en la gestación también es peligroso, y puede dar lugar a un desorden alimenticio de consecuencias graves: la pregorexia.
Malestar, mareos, ganas de vomitar, la impresión de que nada te entra en el estómago... Las naúseas suelen ser la parte menos agradable del embarazo. Y por desgracia, hay pocas mamás que escapen a ellas: alrededor del 80% de las embarazadas sufre en algún momento esa sensación parecida a la de montarse en un barco que no deja de moverse.
Por imposible que parezca, hacer ejercicio en el agua durante entre las semanas 20 y 37 de embarazo tiene más beneficios de los que podríamos imaginar.
El embarazo es uno de los momentos en los que el cuerpo –y el alma– de la mujer experimentan más cambios. Las caderas se redondean, los senos aumentan de tamaño, las hormonas incrementan y afinan nuestra sensibilidad y hacen que tengamos el pelo más bonito que nunca, nuestra expresión cambia, la experiencia de la feminidad se enriquece y se transforma… Sí, estar embarazada es hermoso y es sexy.

Todas las semanas