Semana 21 del embarazo

Semana 21 del embarazo

Peso: 290- 400Gramos Tamaño: 19,9- 26,1cm Circunferencia de la cabeza: 160- 192mm Circunferencia del pecho: 149mm Longitud del fémur: 32mm Tus pies y manos pueden estar hinchados, eleva los pies cuando descanses.

Ya estáis en la mitad del camino, sus latidos son cada vez más fuertes y se pueden apreciar perfectamente con el Doppler. El crecimiento neuronal también es más lento, pero las células aumentan su complejidad, formando conexiones entre ellas. Por eso es muy adecuado realizar estimulación, porque así se facilita este proceso. Cada vez percibe mejor lo que sucede a su alrededor, incluso puede llegar a asustase con los ruidos fuertes. Con tu voz le puedes calmar, dirigiéndote a él con un tono tranquilo y afectuoso. Uno de los mejores momentos para sentirle es a la hora de acostarse, pues al estar reposada podrás percibir sus pataditas. Se puede llegar a mover hasta una media de 50 veces a la hora. El descanso es fundamental, a partir de ahora, dedícate el tiempo que puedas y necesites, los dos lo agradeceréis.

 

Tu cintura, a estas alturas, ha desaparecido por completo. Tu útero sigue creciendo, y lo puedes notar un centímetro por encima del ombligo. Los pies y los tobillos pueden comenzar a hincharse, sobre todo en verano, y al terminar el día notarás una gran pesadez que puedes aliviar elevando los pies o con una ducha de agua fría sobre los mismos. Tienes que prestar también una especial atención al calzado, procura utilizar un material transpirable, que no sea rígido para no comprimir el pie y con una plantilla adecuada que te facilite el descanso.

Artículos relacionados embarazo

Mantenerte activa es uno de los pilares esenciales del embarazo saludable (junto con una dieta variada y respetar los controles médicos). En efecto, hacer ejercicio durante el embarazo suele estar muy recomendado, salvo casos muy puntuales donde se requiera hacer reposo.
Dolores en las articulaciones, molestos calambres, incómodos gases, brotes de acné, ganas constantes de ir al baño… ¿es que durante el embarazo no puedes tener un momento de paz? Tranquila, que no todo son piedras en el camino: hoy hablaremos de la belleza y el crecimiento abundante de tu cabello, un inesperado síntoma secundario que te hará sentir embarazada y sexy. En efecto, durante tu embarazo, tu cabello lucirá espléndido como nunca. ¿Por qué?
El cuerpo de la futura mamá se prepara para lo que vendrá después desde el mismo momento en que se produce la concepción. Eso significa que habrá cambios -algunos muy sutiles, otros menos- desde las primeras semanas de embarazo.
Así como casi todas las embarazadas presentan una necesidad de orinar con mucha frecuencia, en algunos casos no alcanzamos el lavabo y nos topamos con la molesta incontinencia urinaria. Si te está ocurriendo a ti, no te alarmes: en principio no estás sola, ya que la padecen 2 de cada 5 embarazadas. Aquí te contamos más al respecto.
Sí, el embarazo revoluciona nuestras hormonas, y ellas convierten nuestras emociones en una montaña rusa, pero no todo es culpa de la gestación.

Todas las semanas