Semana 21 del embarazo

Semana 21 del embarazo

Peso: 290- 400Gramos Tamaño: 19,9- 26,1cm Circunferencia de la cabeza: 160- 192mm Circunferencia del pecho: 149mm Longitud del fémur: 32mm Tus pies y manos pueden estar hinchados, eleva los pies cuando descanses.

Ya estáis en la mitad del camino, sus latidos son cada vez más fuertes y se pueden apreciar perfectamente con el Doppler. El crecimiento neuronal también es más lento, pero las células aumentan su complejidad, formando conexiones entre ellas. Por eso es muy adecuado realizar estimulación, porque así se facilita este proceso. Cada vez percibe mejor lo que sucede a su alrededor, incluso puede llegar a asustase con los ruidos fuertes. Con tu voz le puedes calmar, dirigiéndote a él con un tono tranquilo y afectuoso. Uno de los mejores momentos para sentirle es a la hora de acostarse, pues al estar reposada podrás percibir sus pataditas. Se puede llegar a mover hasta una media de 50 veces a la hora. El descanso es fundamental, a partir de ahora, dedícate el tiempo que puedas y necesites, los dos lo agradeceréis.

 

Tu cintura, a estas alturas, ha desaparecido por completo. Tu útero sigue creciendo, y lo puedes notar un centímetro por encima del ombligo. Los pies y los tobillos pueden comenzar a hincharse, sobre todo en verano, y al terminar el día notarás una gran pesadez que puedes aliviar elevando los pies o con una ducha de agua fría sobre los mismos. Tienes que prestar también una especial atención al calzado, procura utilizar un material transpirable, que no sea rígido para no comprimir el pie y con una plantilla adecuada que te facilite el descanso.

Artículos relacionados embarazo

Unas vacaciones a la orilla del mar suenan perfectas para cualquier mujer embarazada: largas tardes tumbadas en una silla reclinable sin nada más que hacer que disfrutar del aire, del sol y de acariciar nuestra tripa. Por supuesto que puedes planificar un verano en la playa si te encuentras cursando tu embarazo. Sin embargo, existen algunas precauciones que deberías tener en cuenta, por su salud y bienestar así como el de tu bebé.
Si se dice siempre que las embarazadas deben comer por dos, entonces a ti, ¡te toca comer por tres! En efecto, las necesidades nutricionales cuando se está esperando más de un bebé deben adecuarse a esta circunstancia. Claro que comer “por dos”, “por tres”, “por cuatro” o aún más, no significa comer el doble en cantidad, sino prestar el doble de atención a la calidad de los alimentos que ingieres.
Si te has quedado embarazada, deberás recibir algunas vacunas.
Ya sea para guardar un recuerdo de estos nueve meses, para dejarle un legado a tu hijo o para que las semanas se te pasen más rápido, has decidido escribir un diario de embarazo. Con ese objeto puedes comprarte un cuaderno, escribir en un archivo en tu ordenador, o incluso publicarlo en un blog para compartir tu experiencia con otras futuras madres. Pero si frente a la página en blanco experimentas un bloqueo y te preguntas qué deberías escribir exactamente, aquí te damos algunas ideas.
Una vez que la tripa ha asomado, nos encanta lucirla y comparar su tamaño semana a semana.

Todas las semanas

Permitir cookies