Semana 21 del embarazo

Semana 21 del embarazo

Peso: 290- 400Gramos Tamaño: 19,9- 26,1cm Circunferencia de la cabeza: 160- 192mm Circunferencia del pecho: 149mm Longitud del fémur: 32mm Tus pies y manos pueden estar hinchados, eleva los pies cuando descanses.

Ya estáis en la mitad del camino, sus latidos son cada vez más fuertes y se pueden apreciar perfectamente con el Doppler. El crecimiento neuronal también es más lento, pero las células aumentan su complejidad, formando conexiones entre ellas. Por eso es muy adecuado realizar estimulación, porque así se facilita este proceso. Cada vez percibe mejor lo que sucede a su alrededor, incluso puede llegar a asustase con los ruidos fuertes. Con tu voz le puedes calmar, dirigiéndote a él con un tono tranquilo y afectuoso. Uno de los mejores momentos para sentirle es a la hora de acostarse, pues al estar reposada podrás percibir sus pataditas. Se puede llegar a mover hasta una media de 50 veces a la hora. El descanso es fundamental, a partir de ahora, dedícate el tiempo que puedas y necesites, los dos lo agradeceréis.

 

Tu cintura, a estas alturas, ha desaparecido por completo. Tu útero sigue creciendo, y lo puedes notar un centímetro por encima del ombligo. Los pies y los tobillos pueden comenzar a hincharse, sobre todo en verano, y al terminar el día notarás una gran pesadez que puedes aliviar elevando los pies o con una ducha de agua fría sobre los mismos. Tienes que prestar también una especial atención al calzado, procura utilizar un material transpirable, que no sea rígido para no comprimir el pie y con una plantilla adecuada que te facilite el descanso.

Artículos relacionados embarazo

Todas las embarazadas temen los accidentes y hacen lo posible por evitar los golpes. Desafortunadamente, es muy probable que sufras algún tipo de caída durante los nueve meses. Por un lado, debido al aumento de peso que hace que el centro de gravedad del cuerpo cambie con frecuencia. Por otro lado, la hormona relaxina hace que las articulaciones estén más flexibles y son comunes las torceduras –y las consecuentes caídas.
¿Por qué será que tantas mujeres en el embarazo se quejan de distracción o de falta de memoria? ¿Será que estamos enamoradas del bebé por venir? ¿Existe alguna relación específica entre el embarazo y la mala memoria? Por curioso que pueda parecer, en efecto es así: hay una condición conocida como amnesia del embarazo que es uno de los tantos síntomas que puedes llegar a manifestar. Los británicos la llaman mumnesia (mamámnesia).
Durante el embarazo hay que pisar con ‘pies de plomo’ en el terreno de la alimentación. Todo lo que tomamos acaba afectando al desarrollo de nuestro bebé, por lo que vigilar nuestra dieta resulta esencial a la hora de garantizar una gestación sin complicaciones.
Durante el embarazo lo más probable es que tu cutis luzca radiante: la oleosidad natural de la piel les proporciona a las embarazadas ese brillo especial (¡sumado a la felicidad!). Para que tu piel reciba toda la atención que se merece y que no corras riesgos de utilizar productos que puedan ser nocivos, lo mejor es utilizar cosméticos naturales. ¿Cómo elegirlos?
La amniocentesis es una prueba prenatal que consiste en la extracción de líquido amniótico para proceder a su análisis. Por regla general, esta prueba tiene lugar en el segundo trimestre del embarazo. La finalidad fundamental es localizar posibles enfermedades o defectos genéticos en el feto.

Todas las semanas