Semana 37 del embarazo

Semana 37 del embarazo

Peso: 2.200- 3.000 gr. Tamaño: 39,7- 51cm Circunferencia de la cabeza: 300- 358mm Circunferencia del pecho: 324mm Longitud del fémur: 69mm Posiblemente sientas cómo el bebé desciende por el canal de parto.

El feto ya está preparado para nacer en cualquier momento. Y cada día que pasa es más fuerte y está más preparado para la vida fuera del útero. Como la pared del útero está cada vez más estirada, permitiendo que entre más luz hacia el interior, el bebé ya es capaz de desarrollar ciclos diarios de actividad basados en la noche y el día. De hecho, si enciendes una luz sobre el útero, el bebé probablemente se gire hacia la fuente de la misma. La cortisona se está produciendo de forma natural para ayudar a los pulmones de tu bebé a respirar aire de forma independiente.

 

Llegados a este punto es casi imposible andar con normalidad (y elegancia) debido a la presión que ejerce el bebé en la pelvis. Pero tranquila, ¡es cuestión de días! Tu flujo vaginal puede ser mayor ahora, y puedes perder el tapón mucoso que sella el útero evitando infecciones, a medida que el cérvix se dilata. El tapón de moco es espeso y amarillento y puede estar mezclado con sangre. Se puede perder un par de semanas, días u horas antes del parto. E incluso durante la misma dilatación. 

Artículos relacionados embarazo

Sí, estar embarazada tiene sus incomodidades, pero también hay sensaciones maravillosas que solo se experimentan en esta etapa de la vida. Disfrútalas a tope.
Malestar, mareos, ganas de vomitar, la impresión de que nada te entra en el estómago... Las naúseas suelen ser la parte menos agradable del embarazo. Y por desgracia, hay pocas mamás que escapen a ellas: alrededor del 80% de las embarazadas sufre en algún momento esa sensación parecida a la de montarse en un barco que no deja de moverse.
¡Disfruta de la experiencia de ser madre! Para conseguirlo 4 consejos para un embarazo sano y feliz. Nos centramos en tu cuerpo, tu alimentación, tu pareja y tus hábitos.
Durante los meses de embarazo, seguramente tu agenda esté llena de turnos médicos: análisis de sangre, ginecólogo, ecografías… Pues bien, también deberías hacerle lugar a las revisiones periódicas con tu odontólogo. La salud bucal siempre es importante, pero en el embarazo sobran los motivos para cuidarla aún más.
Siempre hay que protegerse del sol pero durante el embarazo, con más razón. De hecho, ¿es bueno tomar el sol directo en la tripa?

Todas las semanas