Semana 37 del embarazo

Semana 37 del embarazo

Peso: 2.200- 3.000 gr. Tamaño: 39,7- 51cm Circunferencia de la cabeza: 300- 358mm Circunferencia del pecho: 324mm Longitud del fémur: 69mm Posiblemente sientas cómo el bebé desciende por el canal de parto.

El feto ya está preparado para nacer en cualquier momento. Y cada día que pasa es más fuerte y está más preparado para la vida fuera del útero. Como la pared del útero está cada vez más estirada, permitiendo que entre más luz hacia el interior, el bebé ya es capaz de desarrollar ciclos diarios de actividad basados en la noche y el día. De hecho, si enciendes una luz sobre el útero, el bebé probablemente se gire hacia la fuente de la misma. La cortisona se está produciendo de forma natural para ayudar a los pulmones de tu bebé a respirar aire de forma independiente.

 

Llegados a este punto es casi imposible andar con normalidad (y elegancia) debido a la presión que ejerce el bebé en la pelvis. Pero tranquila, ¡es cuestión de días! Tu flujo vaginal puede ser mayor ahora, y puedes perder el tapón mucoso que sella el útero evitando infecciones, a medida que el cérvix se dilata. El tapón de moco es espeso y amarillento y puede estar mezclado con sangre. Se puede perder un par de semanas, días u horas antes del parto. E incluso durante la misma dilatación. 

Artículos relacionados embarazo

Si te pones enferma durante tu embarazo, es probable que tengas inquietudes y te preguntes si puedes tomar algún medicamento, por miedo a afectar el desarrollo de tu bebé. Por supuesto que la regla que debes respetar es no automedicarte jamás, ni siquiera con fármacos de venta libre. Solamente deberías utilizar aquellos medicamentos oportunamente indicados por un médico. ¿Qué ocurre en el caso de los antibióticos?
Si durante algún momento de tu embarazo tu médico te indica reposo, has de saber que no es una situación fácil de atravesar. Si dura solamente unos días, no hay problema: es más, hasta quizás te entusiasme la perspectiva de ponerte al día con series atrasadas y de volver a leer durante horas sin ocuparte de tu trabajo ni de las tareas domésticas. Pero el reposo prolongado tiene sus consecuencias: además de la ineludible sensación de ansiedad y abatimiento, pueden aparecer problemas posturales, dolores de espalda, mala circulación en las piernas. ¿Cómo puedes proteger a tu bebé y, al mismo tiempo, paliar las consecuencias negativas?
En la sociedad actual el tema de cómo ser un buen padre es difícil, la cantidad de información que existe y los problemas que van surgiendo día tras días hacen que no nos planteemos que educación le estamos dando a nuestros pequeños.
¿Cómo saber si estás embarazada antes de hacerte el test? Conoce los síntomas que podrían confirmar el embarazo.

Todas las semanas