Semana 37 del embarazo

Semana 37 del embarazo

Peso: 2.200- 3.000 gr. Tamaño: 39,7- 51cm Circunferencia de la cabeza: 300- 358mm Circunferencia del pecho: 324mm Longitud del fémur: 69mm Posiblemente sientas cómo el bebé desciende por el canal de parto.

El feto ya está preparado para nacer en cualquier momento. Y cada día que pasa es más fuerte y está más preparado para la vida fuera del útero. Como la pared del útero está cada vez más estirada, permitiendo que entre más luz hacia el interior, el bebé ya es capaz de desarrollar ciclos diarios de actividad basados en la noche y el día. De hecho, si enciendes una luz sobre el útero, el bebé probablemente se gire hacia la fuente de la misma. La cortisona se está produciendo de forma natural para ayudar a los pulmones de tu bebé a respirar aire de forma independiente.

 

Llegados a este punto es casi imposible andar con normalidad (y elegancia) debido a la presión que ejerce el bebé en la pelvis. Pero tranquila, ¡es cuestión de días! Tu flujo vaginal puede ser mayor ahora, y puedes perder el tapón mucoso que sella el útero evitando infecciones, a medida que el cérvix se dilata. El tapón de moco es espeso y amarillento y puede estar mezclado con sangre. Se puede perder un par de semanas, días u horas antes del parto. E incluso durante la misma dilatación. 

Artículos relacionados embarazo

La ganas que nos empujan a ser padres son enormes, imaginamos cuando lo tengamos en nuestros brazos, cuando le demos su primer potito... Pero nos planteamos la pregunta de ¿Qué es ser padres?
La próxima llegada de un bebé al mundo es una de las noticias que más nos alegraremos de dar. Y como el anuncio de un embarazo se da pocas veces en la vida, hacerlo de forma original, divertida y tierna siempre es buena idea.
Estás en la mitad del embarazo, y te toca realizar la que se considera la ecografía más importante. Aquí te contamos cómo se realiza este estudio y todo lo que se puede saber del mismo.
Todas soñamos con el embarazo perfecto, y en muchos casos ese sueño se hace realidad. Sin embargo, no todas las gestaciones son idílicas. Aunque lo habitual es que las cosas vayan bien, o que el embarazo se desarrolle sin problemas aunque sintamos algunas molestias, en ocasiones pueden aparecer complicaciones. Si se dan, debes acudir a tu especialista lo antes posible para que pueda actuar a tiempo. Estas son las complicaciones gestacionales que se dan en mayor número de embarazos.
Podemos escuchar toda clase de recomendaciones referidas a la importancia de una buena alimentación en el embarazo. Y lo cierto es que ninguno de esos consejos está de más, ya que una dieta equilibrada es uno de los pilares fundamentales para la buena salud, y aún más si estás embarazada, ya que de ello depende no solamente tu bienestar sino el de tu hijo. En esta ocasión nos referiremos al consumo adecuado de fibra.

Todas las semanas

Permitir cookies