Semana 11 del embarazo

Semana 11 del embarazo

Peso: 19- 56Gramos Tamaño: 2,5- 7,5cm Cuida tu dieta, procura sea sana y equilibrada.

Tu bebé ha dejado de ser un embrión y se ha convertido en un feto. Esto quiere decir que ha dejado atrás la etapa de formación de órganos y a partir de ahora le queda la maduración de los mismos. En las ecografías podrás observar que tiene una apariencia cada vez más humana, y le ha desaparecido casi por completo la pequeña cola que tenía al final de la columna vertebral. A partir de ahora, entras en una etapa del embarazo donde las complicaciones son más reducidas.

Estás a punto de finalizar el primer trimestre de embarazo y ya habrás notado muchos cambios en tu cuerpo. Para empezar, lo normal es que hayas engordado entre 1 y 3 kilogramos de peso. Ten en cuenta que además de tu bebé, el de la placenta o el líquido amniótico, has experimentado un crecimiento del útero, ha aumentado tu volumen en sangre y tienes los senos más grandes.

 

Artículos relacionados embarazo

No cabe duda de que el estrés y la ansiedad son algunos de los grandes problemas de la sociedad moderna. En este sentido, su efecto sobre las embarazadas no es diferente al que tiene en el resto de la población.
Se considera que un embarazo debe durar 40 semanas, y que los bebés que no llegan a cumplir la semana 37 son prematuros. Las causas que llevan a que un embarazo termine antes de tiempo son muy diversas, y lo cierto es que ninguna embarazada está completamente exenta de tener un parto prematuro. No obstante, existen ciertas medidas de prevención que puedes tomar y que disminuyen mucho las probabilidades de que esto ocurra.
¿Has notado, principalmente en la primera etapa del embarazo, que no paras de sonarte la nariz? ¿Sientes todo el tiempo esa mucosidad acuosa que te molesta? ¿Tienes algunas dificultades para dormir porque te despiertas constantemente con la nariz tapada y la garganta seca? Podría tratarse de rinitis del embarazo.
Diciembre es un mes mágico donde revivimos año tras año la alegría de las festividades, los reencuentros con la familia y los brindis con los compañeros de trabajo. Sin embargo, como las fiestas de fin de año se prestan a los excesos, si estás embarazada has de poner especial atención en continuar cuidándote como siempre.
Al futuro padre suele adjudicársele el papel de mero acompañante y espectador, otorgándole un rol secundario durante el embarazo.

Todas las semanas