Semana 11 del embarazo

Semana 11 del embarazo

Peso: 19- 56Gramos Tamaño: 2,5- 7,5cm Cuida tu dieta, procura sea sana y equilibrada.

Tu bebé ha dejado de ser un embrión y se ha convertido en un feto. Esto quiere decir que ha dejado atrás la etapa de formación de órganos y a partir de ahora le queda la maduración de los mismos. En las ecografías podrás observar que tiene una apariencia cada vez más humana, y le ha desaparecido casi por completo la pequeña cola que tenía al final de la columna vertebral. A partir de ahora, entras en una etapa del embarazo donde las complicaciones son más reducidas.

Estás a punto de finalizar el primer trimestre de embarazo y ya habrás notado muchos cambios en tu cuerpo. Para empezar, lo normal es que hayas engordado entre 1 y 3 kilogramos de peso. Ten en cuenta que además de tu bebé, el de la placenta o el líquido amniótico, has experimentado un crecimiento del útero, ha aumentado tu volumen en sangre y tienes los senos más grandes.

 

Artículos relacionados embarazo

Hemos hablado en otra oportunidad de la diabetes gestacional, una condición que aparece durante el embarazo y que en muchas oportunidades desaparece poco después del parto. Pero, ¿qué ocurre cuando te quedas embarazada ya siendo diabética? La diabetes mellitus (tipo I y tipo II) afecta a más de 5 millones de españoles adultos, y si bien no es un impedimento para que vivas un embarazo saludable y des a luz un bebé sano, sí es un factor que debes tener en cuenta.
Excepto quienes se quedan embarazadas justo al final del verano, toda futura mamá pasará algún momento de su gestación en plena época estival. Una estación genial para aprovechar la piscina y el mar dándose unos baños refrescantes y sintiéndose más ligeras en el agua pero, ¿qué pasa con el sol? ¿Hay algún riesgo para las embarazadas?
Muchas embarazadas se preguntan ¿sentirá el bebé en mi seno realmente todo lo que yo experimento? ¿Sentirá mis dudas, mis preocupaciones y necesidades, mi nerviosismo? ¿Qué debo hacer para que esté bien?
Las contracciones de Braxton-Hicks pueden sentirse a partir de la semana 17 y van aumentando de frecuencia e intensidad a lo largo del embarazo, aunque no hay que confundirlas con las del parto.
Una mudanza es siempre una situación estresante, incluso cuando ha sido largo tiempo esperada y planificada. Si estás embarazada y te toca cambiar de casa, seguramente te preocupe cómo afrontar todas las tareas que tienes por delante. También es posible que te sientas agotada y sin energía de solo pensarlo. Aquí te damos algunas claves para que el proceso sea lo más pasadero posible.

Todas las semanas