Semana 20 del embarazo

Semana 20 del embarazo

Peso: 240- 380Gramos Tamaño: 15,1- 17cm Circunferencia de la cabeza: 150- 179mm Circunferencia del pecho: 139mm Longitud del fémur: 30mm La presión del útero puede hacer salir tu ombligo.

La piel frágil de tu bebé, poco a poco se va volviendo más gruesa al tiempo que se divide en tres capas: la epidermis –más superficial-, la dermis –intermedia- y una capa subcutánea. En las manos y pies aparecen las líneas que le acompañarán el resto de su vida, pues están determinados genéticamente. Mantiene ciclos de vigilia y sueño, y ya muestra sus preferencias a la hora de posicionarse cuando se queda dormido. Sus pulmones y tubo digestivo siguen madurando y cada vez tiene más desarrollados los sentidos. Los movimientos son cada vez más perceptibles y su actividad cerebral es frenética. Ya cuenta con 30.000 millones de neuronas.

 

En los hospitales públicos de nuestro país, en la semana 20 se prescribe una ecografía en la que se realiza un exhaustivo estudio del feto, para comprobar qué todo se encuentra perfectamente. Entre otros aspectos, se calcula su longitud y su peso, se examinan sus órganos y sus extremidades y se revela el sexo del bebé. En tu cuerpo, es probable que la presión del útero haya empujado tu ombligo hacia el exterior. Además, la línea alba suele oscurecerse aún más.

 

 

Artículos relacionados embarazo

Tu período no ha llegado, y el test de embarazo arroja el resultado positivo. Mientras en tu interior el embrión tiene apenas el tamaño de un punto, tu cuerpo comienza a manifestar diversos síntomas, ya que las hormonas están revolucionadas. ¡Bienvenida a tu segundo mes de embarazo!
Se acerca la Navidad. ¿Quieres tener una atención con una mujer embarazada y no se te ocurre qué regalarle? ¿Tu presupuesto no te permite pensar en un cochecito, una cuna o una sillita para el coche? No hace falta que gastes mucho dinero, hay diferentes obsequios que puedes elegir que no implican un gasto grande. Aquí te dejamos algunas sugerencias.
Hasta hace algunos años, cuando nuestras abuelas y bisabuelas se quedaban embarazadas, no era tan frecuente perder un bebé. En todo caso, se vivía “un retraso” de la menstruación, o el período “se salteaba” un ciclo. Seamos claros: la frecuencia de abortos espontáneos no ha cambiado, pero sí la detección temprana del embarazo, lo que hace que a veces, tengamos que lidiar con malas noticias por enterarnos tan pronto de la posible concepción. Es lo que ocurre muchas veces con los embarazos anembrionarios, o el “huevo huero”.
En la sociedad actual el tema de cómo ser un buen padre es difícil, la cantidad de información que existe y los problemas que van surgiendo día tras días hacen que no nos planteemos que educación le estamos dando a nuestros pequeños.
Durante las vacaciones, se hacen muchas actividades que no pueden realizarse el resto del año. ¡Hay que aprovechar el buen tiempo! Descubre todo lo que sí y lo que no puedes hacer cuando esperas un bebé.

Todas las semanas