Semana 20 del embarazo

Semana 20 del embarazo

Peso: 240- 380Gramos Tamaño: 15,1- 17cm Circunferencia de la cabeza: 150- 179mm Circunferencia del pecho: 139mm Longitud del fémur: 30mm La presión del útero puede hacer salir tu ombligo.

La piel frágil de tu bebé, poco a poco se va volviendo más gruesa al tiempo que se divide en tres capas: la epidermis –más superficial-, la dermis –intermedia- y una capa subcutánea. En las manos y pies aparecen las líneas que le acompañarán el resto de su vida, pues están determinados genéticamente. Mantiene ciclos de vigilia y sueño, y ya muestra sus preferencias a la hora de posicionarse cuando se queda dormido. Sus pulmones y tubo digestivo siguen madurando y cada vez tiene más desarrollados los sentidos. Los movimientos son cada vez más perceptibles y su actividad cerebral es frenética. Ya cuenta con 30.000 millones de neuronas.

 

En los hospitales públicos de nuestro país, en la semana 20 se prescribe una ecografía en la que se realiza un exhaustivo estudio del feto, para comprobar qué todo se encuentra perfectamente. Entre otros aspectos, se calcula su longitud y su peso, se examinan sus órganos y sus extremidades y se revela el sexo del bebé. En tu cuerpo, es probable que la presión del útero haya empujado tu ombligo hacia el exterior. Además, la línea alba suele oscurecerse aún más.

 

 

Artículos relacionados embarazo

¡Bienvenida a tu segundo trimestre! Para la inmensa mayoría de las embarazadas, comienza la mejor etapa de la gestación.
Existe un saber popular que asegura que no deberías utilizar esmalte de uñas durante el embarazo porque sus componentes químicos podrían dañar a tu bebé. Eso no es cierto. Puedes estar embarazada y sexy con una buena manicura y pedicura ocasional. Aquí te daremos algunas recomendaciones.
En la actualidad, la medicina y las nuevas tecnologías nos ofrecen muchísimas herramientas para conocer el estado de salud de un bebé mucho antes de su nacimiento. Existen determinadas enfermedades que pueden tratarse incluso desde antes del parto, o para las que conviene estar preparados puesto que el diagnóstico y la calidad de vida del niño pueden mejorar si se las atiende lo antes posible. He aquí cinco patologías que se pueden detectar desde el embarazo y sus perspectivas de tratamiento.
Tal vez hayas oído hablar de la estimulación temprana , esa serie de juegos y ejercicios que se ponen en práctica con los bebés desde pequeños, y que buscan desarrollar al máximo todo su potencial. Pero, ¿sabías que no tienes que esperar a que el bebé nazca para comenzar a estimularlo?
Durante el embarazo es posible que sufras de determinados síntomas tales como un zumbido en los oídos, congestión nasal y hasta disminución de la audición. En esos casos, si bien tu doctor seguramente sepa aconsejarte, es posible que te derive con un especialista en oídos, nariz y garganta: el otorrinolaringólogo, más conocido como otorrino. En general, con el tratamiento adecuado estos síntomas –benignos en su gran mayoría- pueden mejorar.

Todas las semanas

Permitir cookies