Semana 20 del embarazo

Semana 20 del embarazo

Peso: 240- 380Gramos Tamaño: 15,1- 17cm Circunferencia de la cabeza: 150- 179mm Circunferencia del pecho: 139mm Longitud del fémur: 30mm La presión del útero puede hacer salir tu ombligo.

La piel frágil de tu bebé, poco a poco se va volviendo más gruesa al tiempo que se divide en tres capas: la epidermis –más superficial-, la dermis –intermedia- y una capa subcutánea. En las manos y pies aparecen las líneas que le acompañarán el resto de su vida, pues están determinados genéticamente. Mantiene ciclos de vigilia y sueño, y ya muestra sus preferencias a la hora de posicionarse cuando se queda dormido. Sus pulmones y tubo digestivo siguen madurando y cada vez tiene más desarrollados los sentidos. Los movimientos son cada vez más perceptibles y su actividad cerebral es frenética. Ya cuenta con 30.000 millones de neuronas.

 

En los hospitales públicos de nuestro país, en la semana 20 se prescribe una ecografía en la que se realiza un exhaustivo estudio del feto, para comprobar qué todo se encuentra perfectamente. Entre otros aspectos, se calcula su longitud y su peso, se examinan sus órganos y sus extremidades y se revela el sexo del bebé. En tu cuerpo, es probable que la presión del útero haya empujado tu ombligo hacia el exterior. Además, la línea alba suele oscurecerse aún más.

 

 

Artículos relacionados embarazo

Ya han transcurrido algunas semanas de que supiste que estabas embarazada. Si bien lo más probable es que tu barriga aún no asome, para esta altura seguramente tu cuerpo esté dándote varias señales de las transformaciones que está viviendo tu bebé. Veamos qué ocurre durante el tercer mes
Tu sangre y tu sistema circulatorio son un buen canal de información para saber sobre tu estado de salud. El embarazo cambia todo tu cuerpo, y la sangre no es la excepción. Veamos qué se puede esperar.
La placenta se forma durante el primer trimestre y está adherida a las paredes del útero. En general se ubica en la parte superior del mismo, pero en algunos casos queda demasiado cerca del cuello uterino. La placenta previa es esta complicación que se da en uno de cada 200 embarazos.
Las estadísticas indican que solo uno de cada 80 embarazos es múltiple. Sin embargo, hay quienes dicen que en realidad, entre el 10 y el 15% de los embarazos comienza con la gestación de dos embriones, y que solo uno de ellos prospera. A partir de la utilización de técnicas como las ecografías tempranas (a las 6 semanas de gestación) se han podido detectar muchísimos casos de embarazos gemelares donde, a las pocas semanas, uno de los dos sacos “desaparece”. Se trata del síndrome del gemelo evanescente, o desaparecido.
Dentro del agua, la futura mamá se siente ligera y relajada a pesar de la tripa, y deja de notar durante un rato la tensión de la espalda. Como el cuerpo pesa menos, puede realizar, sin apenas esfuerzo, movimientos que fuera del agua le costarían mucho.

Todas las semanas