Semana 31 del embarazo

Semana 31 del embarazo

Peso: 1.300- 1.800Gramos Tamaño: 33,3- 43cm Circunferencia de la cabeza: 260- 313mm Circunferencia del pecho: 266mm Longitud del fémur: 58mm Este mes verás tus movimientos limitados por el aumento de volumen y peso.

El cerebro de tu hijo está desarrollándose muy rápidamente. Las conexiones nerviosas ya están funcionando, por lo que es posible que pueda sentir dolor. También empieza a responder más al ritmo y a la música, así que no dejes de cantarle y ponerle música. Su aspecto físico sigue cambiando. Su color es más rosado y menos rojo, ya que la grasa blanca continúa acumulándose bajo la piel, y prácticamente ya tiene completas las uñas de los pies. Los pulmones son el único órgano mayor que falta por desarrollarse en su totalidad. 

Es más que probable que tus pechos empiecen a prepararse para la lactancia y que generen algo de calostro, que no es otra cosa que una leche amarillenta y espesa que proporcionará al bebé en sus primeras horas de vida los nutrientes y calorías necesarios antes de que se produzca la verdadera ‘subida de la leche’.

Artículos relacionados embarazo

Casi todos hemos oído hablar de los beneficios de meterse en la piscina con tu bebé para favorecer su desarrollo psicomotor mientras fortaleces el vínculo con tu hijo. Pero incluso antes de que nazca el bebé ya podemos sacar beneficio de la piscina aprovechando el efecto del agua en nuestro cuerpo durante el embarazo. Para empezar, la futura mamá se sentirá ligera en ese medio, liberando las tensiones de la espalda que ha podido acumular por el peso. Y además, podrá realizar movimientos que fuera del agua le resultan mucho más complicados porque el cuerpo pesa más.
Se acerca la Navidad, y no solamente las embarazadas y los bebés merecen recibir un obsequio especial este año. ¡También el futuro papá! Si bien es más sencillo elegir un regalo para los hombres, pensando en el feliz acontecimiento se puede optar por alguna de las alternativas que presentamos a continuación.
Las nauseas matutinas durante el embarazo son muy comunes. 5 de cada 10 mujeres, aproximadamente, dicen experimentarlas. Son especialmente frecuentes en la primera fase de la gestación. Hoy vamos a mostrarte sus causas y, asimismo, vamos a darte una serie de consejos para mitigarlas o evitarlas.
Cuando una mujer se entera de que pronto se convertirá en madre, todos los vínculos con las personas de su entorno se transforman. La relación con su propia madre –futura abuela del bebé- no es la excepción. Veamos cómo el embarazo –y más aún, el nacimiento del bebé- puede cambiar la dinámica de la relación entre madre e hija, que no siempre es sencilla.
La noticia de que estás embarazada suele suponer una gran alegría, pero casi en el mismo momento en que lo confirmas lo habitual es que empieces a tener centenares de dudas.

Todas las semanas