Semana 31 del embarazo

Semana 31 del embarazo

Peso: 1.300- 1.800Gramos Tamaño: 33,3- 43cm Circunferencia de la cabeza: 260- 313mm Circunferencia del pecho: 266mm Longitud del fémur: 58mm Este mes verás tus movimientos limitados por el aumento de volumen y peso.

El cerebro de tu hijo está desarrollándose muy rápidamente. Las conexiones nerviosas ya están funcionando, por lo que es posible que pueda sentir dolor. También empieza a responder más al ritmo y a la música, así que no dejes de cantarle y ponerle música. Su aspecto físico sigue cambiando. Su color es más rosado y menos rojo, ya que la grasa blanca continúa acumulándose bajo la piel, y prácticamente ya tiene completas las uñas de los pies. Los pulmones son el único órgano mayor que falta por desarrollarse en su totalidad. 

Es más que probable que tus pechos empiecen a prepararse para la lactancia y que generen algo de calostro, que no es otra cosa que una leche amarillenta y espesa que proporcionará al bebé en sus primeras horas de vida los nutrientes y calorías necesarios antes de que se produzca la verdadera ‘subida de la leche’.

Artículos relacionados embarazo

Seguramente ya estés cansada de acudir a tantas citas médicas durante tu embarazo, pero lo cierto es que todos los estudios que se te realizan buscan asegurar tu bienestar y el de tu bebé. Aunque pueda sorprenderte, también sería bueno que pidieras una cita con el futuro pediatra de tu hijo. Es importante que desde antes del nacimiento, tu bebé cuente con un profesional que sea de plena confianza para vosotros, los padres. He aquí cinco motivos que hacen que merezcan la pena las consultas prenatales con el pediatra neonatólogo.
Si se dice siempre que las embarazadas deben comer por dos, entonces a ti, ¡te toca comer por tres! En efecto, las necesidades nutricionales cuando se está esperando más de un bebé deben adecuarse a esta circunstancia. Claro que comer “por dos”, “por tres”, “por cuatro” o aún más, no significa comer el doble en cantidad, sino prestar el doble de atención a la calidad de los alimentos que ingieres.
Si estás embarazada seguro que has oído muchas veces muestras de compasión y lo mal que lo debes estar pasando con este calor. Es cierto que las altas temperaturas pueden provocar cansancio, pero estar embarazada en verano también tiene sus ventajas. Sigue nuestros consejos y disfruta de tu embarazo en verano.
Sabemos que una de las claves para un embarazo saludable está en el peso que aumentas a lo largo de los 9 meses de gestación: ni mucho, ni demasiado poco. Tanto un peso excesivo como no aumentar lo suficiente pueden traerte complicaciones para el embarazo y el parto. Entonces, ¿qué debes hacer para aumentar solo los kilos necesarios?
La mayoría de las embarazadas tienen problemas de sueño en un momento u otro de la gestación. Estos consejos te ayudarán a dormir algo mejor.

Todas las semanas