Semana 35 del embarazo

Semana 35 del embarazo

Peso: 1.900- 2.550Gramos Tamaño: 36,9- 48,5cm Circunferencia de la cabeza: 290- 348mm Circunferencia del pecho: 307mm Longitud del fémur: 66mm La rotura de la bolsa amniótica puede ocurrir en cualquier momento del embarazo. Avis a tu médico, en este caso.

El bebé se va colocando y presiona la pelvis, así que las molestias irán en aumento, al igual que los calambres. Recuerda que un buen consejo es estirar bien las piernas y ponerlas en alto, sobre todo al dormir. Como consecuencia de los últimos estirones de la piel, a veces el ombligo tiende a sobresalir… Evita la ropa ceñida si no quieres que te lo noten. Y no te preocupes, que no se te va a quedar así. La vejiga también soporta una gran presión durante el embarazo, lo que provoca una necesidad de micción más continua.

 

Recuerda que la rotura de la bolsa amniótica puede ocurrir en cualquier momento del embarazo. Cuando esto sucede, sale líquido amniótico, seguido de una filtración de pequeñas cantidades de líquido. Si rompes aguas, díselo a tu médico inmediatamente. Evita las relaciones sexuales, ya que aumentarían la probabilidad de infección en el bebé. Aunque el líquido amniótico es generalmente claro y acuoso, a veces puede aparecer sanguinolento, amarillo o verde.

 

 

Artículos relacionados embarazo

La ecografía de las 12 semanas es una prueba diagnóstica fundamental y uno de los momentos más especiales del embarazo.
La elección del hospital o la clínica donde dar a luz es una de las decisiones más importantes que se toman durante el embarazo. ¿Cómo distinguir una maternidad actualizada, de otra que no lo está tanto? ¿Qué es importante y qué es accesorio en un paritorio?
¿Queréis hacer un viaje romántico antes de que nazca el bebé? Estas son las claves para disfrutar al máximo de una escapada en pareja con tripita incluida.
Las futuras mamás no tardan mucho en hacer las cuentas: tras conocer su embarazo la mayoría calcula rápidamente si le tocará afrontar el verano en pleno tercer trimestre de embarazo. Y en caso de que no hagan ese cálculo lo más probable es que alguna madre veterana lo calcule por ellas. La razón es que los temidos calores del verano no son los ideales para una futura mamá a la que no le queda mucho para dar a luz.
Ganar más peso de lo conveniente en el embarazo puede ser perjudicial para la salud de la madre y la del futuro bebé. Pero obsesionarse con no engordar en la gestación también es peligroso, y puede dar lugar a un desorden alimenticio de consecuencias graves: la pregorexia.

Todas las semanas