Semana 35 del embarazo

Semana 35 del embarazo

Peso: 1.900- 2.550Gramos Tamaño: 36,9- 48,5cm Circunferencia de la cabeza: 290- 348mm Circunferencia del pecho: 307mm Longitud del fémur: 66mm La rotura de la bolsa amniótica puede ocurrir en cualquier momento del embarazo. Avis a tu médico, en este caso.

El bebé se va colocando y presiona la pelvis, así que las molestias irán en aumento, al igual que los calambres. Recuerda que un buen consejo es estirar bien las piernas y ponerlas en alto, sobre todo al dormir. Como consecuencia de los últimos estirones de la piel, a veces el ombligo tiende a sobresalir… Evita la ropa ceñida si no quieres que te lo noten. Y no te preocupes, que no se te va a quedar así. La vejiga también soporta una gran presión durante el embarazo, lo que provoca una necesidad de micción más continua.

 

Recuerda que la rotura de la bolsa amniótica puede ocurrir en cualquier momento del embarazo. Cuando esto sucede, sale líquido amniótico, seguido de una filtración de pequeñas cantidades de líquido. Si rompes aguas, díselo a tu médico inmediatamente. Evita las relaciones sexuales, ya que aumentarían la probabilidad de infección en el bebé. Aunque el líquido amniótico es generalmente claro y acuoso, a veces puede aparecer sanguinolento, amarillo o verde.

 

 

Artículos relacionados embarazo

Hay quienes aseguran que pueden predecir si lo que viene es un niño o una niña dependiendo de cómo sea tu barriga de embarazada.
Si estás embarazada seguro que has oído muchas veces muestras de compasión y lo mal que lo debes estar pasando con este calor. Es cierto que las altas temperaturas pueden provocar cansancio, pero estar embarazada en verano también tiene sus ventajas. Sigue nuestros consejos y disfruta de tu embarazo en verano.
No cabe duda de que el estrés y la ansiedad son algunos de los grandes problemas de la sociedad moderna. En este sentido, su efecto sobre las embarazadas no es diferente al que tiene en el resto de la población.
Durante el embarazo hay que pisar con ‘pies de plomo’ en el terreno de la alimentación. Todo lo que tomamos acaba afectando al desarrollo de nuestro bebé, por lo que vigilar nuestra dieta resulta esencial a la hora de garantizar una gestación sin complicaciones.
Un nuevo estudio aporta más datos sobre las causas de la hiperactividad.

Todas las semanas