Semana 36 del embarazo

Semana 36 del embarazo

Peso: 2.050- 2.800Gramos Tamaño: 37,8- 49cm Circunferencia de la cabeza: 295- 353mm Circunferencia del pecho: 316mm Longitud del fémur: 68mm El médico querrá examinar tu cuello uterino cada semana.

Su proceso de madurez neurológica continúa, pero tu hijo aún es un feto prematuro, y si naciera tendrían que seguir el protocolo que se aplica en estos casos. Sin embargo, a estas alturas, las posibilidades de sobrevivir son altísimas. Debido a la grasa depositada en las mejillas y los mofletes, la cara del bebé va cambiando de aspecto, redondeándose y asemejándose mucho a la de un recién nacido. Esa acumulación de grasa también está formando hoyuelos en codos y rodillas y pliegues en las muñecas.

 

Es posible que el médico examine el cuello del útero una vez por semana en busca de señales de borrado (adelgazamiento) y dilatación (apertura) para ver en qué posición está el bebé. A partir de ahora, el médico puede también realizarte monitorizaciones, mediante las cuales tiene controlados el latido del corazón del bebé y las contracciones de tu útero. Como el feto se va desplazando hacia la región pélvica, vas a poder respirar con mayor facilidad. Eso sí, caminar te resultará más difícil y la presión sobre la vejiga será mayor. No te avergüences si tienes leves pérdidas de orina al reírte mucho o al toser o al estornudar.

Artículos relacionados embarazo

Sí, el embarazo revoluciona nuestras hormonas, y ellas convierten nuestras emociones en una montaña rusa, pero no todo es culpa de la gestación.
Escuchar por primera vez los latidos del corazón de tu bebé suele ser una experiencia que recordarás de por vida. En ese sonido galopante que al principio solo se escucha con dispositivos especiales está la confirmación de que adentro de tu cuerpo se está formando una nueva vida. Aquí te contamos algo más acerca de los latidos fetales y de su importancia en los controles con tu médico.
Los médicos hablan de crecimiento intrauterino retardado (CIR) cuando hay un retraso del desarrollo y crecimiento del feto, esto es, cuando el tamaño del futuro bebé se sitúa por debajo de los límites considerados normales.
Hay bastantes estudios sobre el desarrollo de los cinco sentidos dentro del útero. Se considera que el oído es el que más se desarrolla durante el embarazo, ya que el bebé no solamente puede oír perfectamente al nacer, sino que escucha desde varias semanas antes del parto.
Durante los meses de embarazo la mayoría de las futuras mamás acaban haciendo algo parecido a un máster acelerado en gestación, y en él incorporan una larga lista de nuevas palabras a su vocabulario. Porque aunque sean términos cotidianos para la comunidad ginecológica, lo cierto es que no dejan de ser vocablos específicos de los que es muy posible que antes no hubiéramos ni siquiera oído hablar. Por si te sirven para ir anotándolos, estos son algunos de los más frecuentes. ¡Feliz aprendizaje!

Todas las semanas