Semana 16 del embarazo

Semana 16 del embarazo

Peso: 90- 150Gramos Tamaño: 8- 14,2cm Circunferencia de la cabeza: 110- 130mm Circunferencia del pecho: 99mm Longitud del fémur: 19mm Comunícate con tu bebé. Háblale y muestra tu afecto.

Tu bebé va a comenzar poco a poco a desarrollar la percepción. A partir de esta semana puede notar la luz cuando llega del exterior, aunque a él, claro está le llega de una forma muy tenue. Ya puede sostener su cabeza prácticamente erguida, y al estar sus músculos faciales más desarrollados, muestra diferentes expresiones: entornar los ojos, fruncir el ceño, mover la boca…

No te preocupes si tú no percibes sus movimientos, ya que otras embarazadas no los sienten hasta pasada la semana 22 ó 23. Lo cierto es que es un momento único en el embarazo, pues te permite tomar más conciencia de la vida que crece dentro de ti. A partir de entonces, sus movimientos te acompañarán a diario hasta el momento del parto.  Es aconsejable dirigirte a él de forma cariñosa, mostrarle afecto, acariciar tu abdomen con suavidad… Son maneras de fomentar la interacción entre madre e hijo y resultan beneficiosos para ambos.

 

 

Artículos relacionados embarazo

Las etapas del embarazo, se dividen en semanas o incluso trimestres; dentro de estas etapas, se pueden definir seis en las que se experimentan los mayores cambios.
La placenta se forma durante el primer trimestre y está adherida a las paredes del útero. En general se ubica en la parte superior del mismo, pero en algunos casos queda demasiado cerca del cuello uterino. La placenta previa es esta complicación que se da en uno de cada 200 embarazos.
Cuando te quedas embarazada por primera vez, lo más probable es que estés llena de dudas y de temores respecto a lo que puedes y no puedes hacer. Es verdad que ahora tu cuerpo no es solamente tuyo, ya que llevas una vida allí dentro y todo lo que haces puede afectar a tu bebé. Sin embargo, debes recordar que el embarazo no es una enfermedad y que la mayoría de tus actividades cotidianas son perfectamente seguras. Darse un baño es un ejemplo.
Cuando estamos embarazadas nuestra mayor preocupación es que vaya todo bien, aunque las ecografías y las diferentes pruebas nos dan información del estado de nuestro bebé, el no poderlo tocar nos provoca ciertos miedos e incertidumbres.
Al futuro padre suele adjudicársele el papel de mero acompañante y espectador, otorgándole un rol secundario durante el embarazo.

Todas las semanas