Semana 16 del embarazo

Semana 16 del embarazo

Peso: 90- 150Gramos Tamaño: 8- 14,2cm Circunferencia de la cabeza: 110- 130mm Circunferencia del pecho: 99mm Longitud del fémur: 19mm Comunícate con tu bebé. Háblale y muestra tu afecto.

Tu bebé va a comenzar poco a poco a desarrollar la percepción. A partir de esta semana puede notar la luz cuando llega del exterior, aunque a él, claro está le llega de una forma muy tenue. Ya puede sostener su cabeza prácticamente erguida, y al estar sus músculos faciales más desarrollados, muestra diferentes expresiones: entornar los ojos, fruncir el ceño, mover la boca…

No te preocupes si tú no percibes sus movimientos, ya que otras embarazadas no los sienten hasta pasada la semana 22 ó 23. Lo cierto es que es un momento único en el embarazo, pues te permite tomar más conciencia de la vida que crece dentro de ti. A partir de entonces, sus movimientos te acompañarán a diario hasta el momento del parto.  Es aconsejable dirigirte a él de forma cariñosa, mostrarle afecto, acariciar tu abdomen con suavidad… Son maneras de fomentar la interacción entre madre e hijo y resultan beneficiosos para ambos.

 

 

Artículos relacionados embarazo

El embarazo, cuando todo marcha bien, no debería ser una limitación para que continúes con tu vida normal. Muchas embarazadas consultan a sus médicos acerca de si es seguro continuar conduciendo su coche como lo hacen habitualmente.
El embarazo de un bebé único tiene una duración media de 40 semanas. Sin embargo, el embarazo múltiple es diferente, y los gemelos o mellizos nacen casi siempre en la semana 37, o antes. Esto se debe a que el útero está preparado para gestar un único bebé, y dos no tendrían el suficiente espacio para seguir aumentando de peso durante casi un mes más. ¿Significa esto que, si estás embarazada de más de un bebé, necesariamente darás a luz niños prematuros? ¿Será obligatorio que permanezcan en cuidados neonatales?
Desde que las futuras mamás se enteran de que están embarazadas, una de las principales preocupaciones es cómo será su parto.
En más de una ocasión te hemos explicado que el embarazo, salvo que estemos ante un caso de riesgo o una gestación especialmente delicada, no es una época de inactividad si así lo deseamos. En este sentido, hay ejercicios y actividades que la futura mamá puede desarrollar de cara a tonificar su cuerpo y que, además, pueden ayudarla a prepararse para el proceso de dar a luz.
Durante el embarazo hay que pisar con ‘pies de plomo’ en el terreno de la alimentación. Todo lo que tomamos acaba afectando al desarrollo de nuestro bebé, por lo que vigilar nuestra dieta resulta esencial a la hora de garantizar una gestación sin complicaciones.

Todas las semanas