Semana 16 del embarazo

Semana 16 del embarazo

Peso: 90- 150Gramos Tamaño: 8- 14,2cm Circunferencia de la cabeza: 110- 130mm Circunferencia del pecho: 99mm Longitud del fémur: 19mm Comunícate con tu bebé. Háblale y muestra tu afecto.

Tu bebé va a comenzar poco a poco a desarrollar la percepción. A partir de esta semana puede notar la luz cuando llega del exterior, aunque a él, claro está le llega de una forma muy tenue. Ya puede sostener su cabeza prácticamente erguida, y al estar sus músculos faciales más desarrollados, muestra diferentes expresiones: entornar los ojos, fruncir el ceño, mover la boca…

No te preocupes si tú no percibes sus movimientos, ya que otras embarazadas no los sienten hasta pasada la semana 22 ó 23. Lo cierto es que es un momento único en el embarazo, pues te permite tomar más conciencia de la vida que crece dentro de ti. A partir de entonces, sus movimientos te acompañarán a diario hasta el momento del parto.  Es aconsejable dirigirte a él de forma cariñosa, mostrarle afecto, acariciar tu abdomen con suavidad… Son maneras de fomentar la interacción entre madre e hijo y resultan beneficiosos para ambos.

 

 

Artículos relacionados embarazo

Hasta hace algunos años, cuando nuestras abuelas y bisabuelas se quedaban embarazadas, no era tan frecuente perder un bebé. En todo caso, se vivía “un retraso” de la menstruación, o el período “se salteaba” un ciclo. Seamos claros: la frecuencia de abortos espontáneos no ha cambiado, pero sí la detección temprana del embarazo, lo que hace que a veces, tengamos que lidiar con malas noticias por enterarnos tan pronto de la posible concepción. Es lo que ocurre muchas veces con los embarazos anembrionarios, o el “huevo huero”.
Una de las molestias que aquejan a buena parte de las embarazadas es el dolor de espalda. Pero el hecho de que sea frecuente no significa que debas aceptarlo sin más, ya que hay mucho que puedes hacer para aliviarte.
¡Qué poco falta para ver la cara a tu bebé! Esa es la mejor parte del último trimestre de embarazo: que el momento de tener a tu hijo en tus brazos está a la vuelta de la esquina. Lo que quizá te cueste un poco más es acostumbrarte a estar más pesada o sufrir la habitual retención de líquidos, además de que es posible que tengas ardor de estómago, dolor de pubis, mucho cansancio... Y aunque en este momento te digan que enseguida te olvidarás de esta recta final, lo cierto es que ahora seguramente estás deseando que llegue el momento de dar a luz.
Las doulas son mujeres experimentadas que se dedican a brindar contención, apoyo emocional e información a otras mujeres que atraviesan el embarazo, así como también las acompañan en el parto y en los primeros tiempos de la crianza de sus bebés. Si bien esta profesión no está exenta de polémica (sobre todo les llegan críticas de los médicos y de las matronas, quienes reclaman que no haya “intrusismo profesional”), hay beneficios reportados de contar con la presencia de una doula. Aquí enumeramos cinco.
Estar embarazada es un estado único que nos transforma el cuerpo y el alma. Y si bien el embarazo no es en absoluto una enfermedad ni debe tratarse como tal, a lo largo de estos nueve meses irás experimentando diversos síntomas, no todos ellos agradables. Aquí te contamos qué puedes esperar en cada etapa.

Todas las semanas

Permitir cookies