Semana 32 del embarazo

Semana 32 del embarazo

Peso: 1.450- 1.850Gramos Tamaño: 34,2- 49,7cm Circunferencia de la cabeza: 270- 323mm Circunferencia del pecho: 277mm Longitud del fémur: 60mm El aumento de volumen se manifestará también en hinchazón de tus extremidades.

Los escáneres cerebrales han demostrado que a partir de la semana 32 los fetos tienen periodos de sueño (REM) y que, como cualquier recién nacido, pasan la mayor parte del tiempo durmiendo. No obstante, tu hijo está ganando grasa y tejido muscular y sus movimientos probablemente alcancen su punto máximo alrededor de esta semana.  Su aspecto físico cada vez se asemeja más al de un recién nacido. Al color sonrosado de su piel hay que añadir el pelo, que sigue creciendo y poblando su cabecita.

 

    Tu cuerpo ha estado produciendo mucha más sangre y fluidos corporales, según las necesidades del bebé. Parte de ellos pueden filtrarse en los tejidos de tu cuerpo y reflejarse en cierta hinchazón corporal. Debido a la presión del útero y, sobre todo si tienes antecedentes, a partir de ahora también pueden salirte varices en las piernas. Las duchas de agua fría, elevar las piernas cuando estés sentada, no usar zapatos totalmente planos y no permanecer muchas horas de pie ayudan a evitar que aparezcan o que aumenten de tamaño.

    Artículos relacionados embarazo

    Está muy de moda que las modelos o la gente que se dedica al mundo televisivo aparezcan después de dar a luz con imágenes de cuerpos estupendos y se hagan fotos de su abdomen estupendo. Pero la realidad es bien distinta, y no todas las mujeres que acaban de ser madres, tienen el tiempo ni los medios para conseguir una estupenda figura a los pocos días de ser mamá.
    En el embarazo se producen cambios fisiológicos y hormonales en el cuerpo de la mujer que influyen, y mucho, en el calzado que puede elegir, especialmente en el segundo y tercer trimestre. Estas son las claves.
    Algunas mujeres sienten que el embarazo saca lo mejor de ellas: se ven bellas y radiantes, se sienten plenas y se conectan profundamente con el bebé que crece dentro de su barriga. Pero, -¡ay!- muchas de nosotras también nos sentimos terribles, no con el hecho de estar embarazadas sino con nosotras mismas.
    Todas las embarazadas temen los accidentes y hacen lo posible por evitar los golpes. Desafortunadamente, es muy probable que sufras algún tipo de caída durante los nueve meses. Por un lado, debido al aumento de peso que hace que el centro de gravedad del cuerpo cambie con frecuencia. Por otro lado, la hormona relaxina hace que las articulaciones estén más flexibles y son comunes las torceduras –y las consecuentes caídas.
    Volver a quedarte embarazada puede ser una experiencia muy distinta de la que te imaginas. Por más que creas que, teniendo experiencia previa, ya nada puede sorprenderte, lo cierto es que todos los embarazos son incomparables porque no los vivimos de la misma manera, porque cada bebé es diferente, y porque, de ser primeriza a multípara (como se les dice a las mujeres que ya han pasado por un parto), notarás determinados cambios en tu manera de vivir estos nueve meses.

    Todas las semanas