Semana 39 del embarazo

Semana 39 del embarazo

Peso: 2.500- 3.500Gramos Tamaño: 40,6- 55cm Circunferencia de la cabeza: 304- 365mm Circunferencia del pecho: 339mm Longitud del fémur: 72mm La mayoría de las cesáreas programadas se realizan en esta semana.

La mayor parte del vérnix y del lanugo han desaparecido ya. Y el cordón umbilical mide unos 53 centímetros de largo y uno de grosor, y puede anudarse o plegarse envolviendo al feto. Al bebé, por cierto, le encanta jugar con él. Sus pulmones están produciendo surfactante para mantener abiertos los alvéolos. El bebé traga líquido amniótico. Y los residuos que ha acumulado en los intestinos (meconio) los evacuará después del parto. Cada vez se mueve menos, pero tienes que seguir notando sus movimientos y patadas.

 

La mayoría de las cesáreas programadas se realizan en esta semana. La realización de una cesárea puede causar en la mujer una sensación difícil de explicar, además de que cuesta un poco más recuperarse y tendrás que pasar un día más en el hospital. Si es tu caso, piensa únicamente en el bienestar de tu hijo y en la suerte que tienes que vivir en un país donde pueden practicártela sin riesgo para ninguno de los dos. Si aún no se te han hinchado los pies, es posible que la hinchazón comience ahora y puede tardar unos días o a veces incluso semanas en desaparecer. Recuerda que los alimentos diuréticos te pueden ayudar a eliminar líquidos.

Artículos relacionados embarazo

La noticia de que estás embarazada suele suponer una gran alegría, pero casi en el mismo momento en que lo confirmas lo habitual es que empieces a tener centenares de dudas.
Para mantenernos en el peso ideal y no engordar más de la cuenta lo mejor es seguir la dieta mediterránea, con todos sus beneficios. Aun así, os dejamos unos consejos para mantener la línea durante la gestación.
A lo largo de nueve meses, las mujeres sienten toda clase de síntomas de embarazo. Pero, ¿sabías que en algunos casos, estos afectan también al futuro papá? El síndrome de Couvade es una suerte de estado empático en el cual el hombre se identifica tanto con el embarazo que experimenta hasta algunas de sus consecuencias físicas.
Si vives tu embarazo en Navidad, puedes sentirte muy afortunada. Sí, hay alimentos que no puedes comer, excesos que no puedes cometer y planes que no puedes hacer, pero sentir la magia de la Navidad y el milagro de estar gestando un bebé en tu vientre a la vez es… simplemente increíble.
Los médicos hablan de crecimiento intrauterino retardado (CIR) cuando hay un retraso del desarrollo y crecimiento del feto, esto es, cuando el tamaño del futuro bebé se sitúa por debajo de los límites considerados normales.

Todas las semanas